NUESTROS CÓMPLICES:

viernes, 30 de septiembre de 2016

EL AÑO DE DIERKS BENTLEY.


Sinceramente, se nos hace un poco raro presentar a DIERKS BENTLEY como un desconocido. Sabemos que para muchos de nuestros lectores puede que sea la primera vez que leen su nombre. Pero Bentley publicó su primer álbum en el 2001 y quince años después estamos hablando de BLACK, su décimo álbum de estudio.


Ya hemos comentado en repetidas ocasiones que el Country está en su mejor momento. Aunque lo que nos trae DIERKS BENTLEY es el típico Country Pop del que ya hemos hablado en otras ocasiones, que con una buena promoción puede venderse muy bien en otros mercados que no sea el americano. Nos consta que no siempre fue así en la carrera de Bentley y en su discografía podemos encontrar otros álbumes más puristas con el género. Pero quizás BLACK es ese lanzamiento más ambicioso en su carrera, ese disco que lo ha colocado en el nivel de popularidad que le corresponde después de más de una década en la industria musical. Nosotros no descartamos unas cuantas nominaciones a los Grammys. 



De hecho, BLACK es el álbum que ha tenido mayores ventas en la carrera de Bentley y el que se ha posicionado más alto en el Billboard, entrando directamente en el Nº2 del Billboard 200 nada más publicarse.
BLACK está producido por Ross Copperman que ha co-escrito algunas de las canciones junto a Bentley cuyo nombre aparece en siete de los trece cortes que tiene el disco. Para las otras seis se ha recurrido a otros autores y a pesar de eso, se ha obtenido como resultado un álbum homogéneo y bien cohesionado.
Otro de los grandes aciertos es que cuenta con la colaboración de dos de las chicas de moda ahora mismo en U.S.A. Maren Morris y Elle King de las que ya dimos buena cuenta en nuestras páginas.



No es un álbum con vocación renovadora, es Country Pop de la vieja escuela. Pero no importa, porque sigue funcionando con la misma eficacia que un reloj suizo. A lo que habría que sumarle la madurez de las letras y del propio Bentley. Muchos críticos han destacado que BLACK es un álbum para adultos, hecho por un adulto. Algo que se refleja en las historias que nos cuenta en cada una de las canciones y los estados de ánimo por los que transita.
A nosotros nos ha parecido un disco interesante y recomendable. Y no lo recomendaríamos solamente a los amantes del género. Porque creemos que es un disco que puede gustar a un público bastante amplio. Sin ninguna duda, BLACK ha sido el punto de inflexión en la carrera de DIERKS BENTLEY y es un ejemplo de cómo alguien puede reinventarse. No siempre los éxitos se dan al comienzo de las carreras.


martes, 27 de septiembre de 2016

THE HEAD AND THE HEART NOS RECONFORTAN.


Hace cinco años que hablamos por primera vez del álbum debut de THE HEAD AND THE HEART, una banda que cautivó a muchos de nuestros lectores que la descubrieron gracias a nosotros. En todo este tiempo han publicado dos discos más y hoy nos enfrentamos a SIGNS OF LIGHT tercer álbum de estudio de la banda. Y sinceramente, poco queda ya de esa banda folky y minimalista por necesidad de sus inicios. La evolución ha sido abismal en muchísimos aspectos. Para empezar, el disco está auspiciado por una major. Abandonaron Sub Pop Records para fichar con Warner Bros. Por lo que ya no se puede considerar una banda indie. De vocación indie, sí. Pero cuando trabajas para una multinacional de indie solo te queda la esencia y algunas bandas la pierden. Puede que eso no haya ocurrido aún. Pero hay muchas otras cosas que se han quedado en el camino, como la inocencia de su primer trabajo. En cambio, han ganado en amplitud sonora. Se acabaron esos temas pequeñitos con mínimos instrumentos porque cada canción en SIGNS OF LIGHT suena más grande que la anterior.


El disco está producido por Jay Joyce y por la propia banda y se grabó en los estudios St Charles en Nashville.
Quizás la elección de All We Ever Knew como single de presentación sea bastante cuestionable teniendo en cuenta que hay canciones mejores en el disco. Pero ya sabéis que son las majors las que eligen el orden de los singles y el criterio que siguen normalmente consiste en lanzar la canción más complaciente con la que el gran público se identifica y en ese sentido, no ha sido una mala elección. Porque el single ha sido Nº1 en las listas americanas. Y el álbum debutó en el Nº5 en el Billboard 200. Vendiendo 40.000 copias en la primera semana. Aún así puede que los más exigentes se hayan sentido decepcionados por este primer corte. Que no desesperen, porque el disco está repleto de grandes canciones que mantienen la frescura inicial de la banda -otra cosa que no se quedó en el camino- y como el nombre del álbum indica SIGNS OF LIGHT, todos los cortes son tan luminosos como el sol. Es un álbum ideal para los últimos días de Verano y primeros de este Otoño tan caluroso que estamos viviendo.
Si existe el término Feel Good Movies aplicado al cine, creemos que podríamos tomarlo prestado y hablar de Feel Good Music para referirnos a esta gran nueva propuesta de nuestros queridísimos THE HEAD AND THE HEART. Porque su música nos gusta y reconforta. Y consiguen que nos sintamos bien y olvidemos nuestros problemas mientras los escuchamos, que no es poco.
Nosotros seguiremos recomendándolos encarecidamente.



viernes, 23 de septiembre de 2016

BASTILLE SUPERA LAS EXPECTATIVAS.


Hace tres años que hablamos de BASTILLE por primera vez. En ese momento Pompeii comenzaba a sonar, intuíamos que sería un tema con bastante éxito en radiofórmulas, pero nunca imaginamos que se convertiría en ese hit planetario en el que luego se convirtió. Y si repasáis la entrada anterior, recuerdo que presentamos a BASTILLE como una banda que tenía influencias de otras muchas sin llegar a parecerse del todo a ninguna de ellas. Apuntábamos el nombre de The Killers por poner un ejemplo.
Existía mucha presión con la salida de WILD WORLD, este segundo trabajo. Corrían el peligro de estancarse como One-Hit Wonder con Pompeii. Hay éxitos que acaban fagocitando a sus autores. Pero no es el caso, y volvemos a nuestra comparación con The Killers de los que ya podemos decir que están heredando una carrera comercial con muchos puntos en común. The Killers consiguieron diferentes hits planetarios repartidos en diferentes álbumes. Y tras escuchar todo el material de WILD WORLD este que suscribe se atrevería a decir que vamos a tener BASTILLE por mucho tiempo y nos va a acompañar una sensación de Déjà Vu con todo lo que les ocurra. Ya que se va a parecer demasiado a lo que sucedió (comercialmente) con la banda de Brandon Flowers en sus tres primeros discos.
Este trabajo está repleto de hits potenciales. Si no revalidan el éxito y la trascendencia de Pompeii será por factores totalmente ajenos a la calidad y la popularidad de las propuestas.





El álbum se presenta en dos ediciones una de catorce cortes y lo que ellos llaman "La edición completa" que contiene cinco cortes más. También existe otra edición (carísima) Target Exclusive con dos cortes más. Nosotros recomendamos la edición completa de diecinueve canciones.
Todas las canciones del álbum están compuestas y producidas por Dan Smith y mezcladas por Mark Crew.
Con respecto al anterior álbum, recuerdo que dijimos que no estábamos de acuerdo al 100% con todas las etiquetas musicales con las que fue definido. En este segundo álbum han afinado y concretado mucho más. Y si a nosotros nos chirriaba encasillar Bad Blood (2013) como álbum de Synthpop porque encontrábamos otros matices y trazas de otros estilos. Para Wild World no encontramos tan descabellada esa etiqueta.



En cuanto a la crítica, teniendo en cuenta que después de los éxitos obtenidos ya es una banda mainstream y hay un doble rasero a la hora de valorar estos productos frente a otros indie. Se puede decir que no les ha ido mal del todo. Porque este es el típico segundo disco con las expectativas altas y nos consta que los críticos tenían los cuchillos afilados -nosotros también- Finalmente WILD WORLD ha obtenido entre tres y cuatro estrellas sobre cinco. Predominando las cuatro estrellas.
A nosotros nos ha parecido un excelente trabajo que sigue la senda del camino iniciado con Bad Blood (2013). Se trata de un disco de largo recorrido. Al menos, aparentemente. Porque hemos encontrado demasiados vídeos en Youtube para el poquísimo tiempo que lleva editado y eso siempre acorta la vida de cualquier álbum. Aunque hay algo que siempre suma, que el álbum esconda mejores canciones que las que están disponibles al principio. Y con el material tan extenso que nos proponen, eso es un hecho. Así que queda todavía mucho por descubrir de esta banda y su nuevo trabajo.
No hemos podido evitar colgar estos dos vídeos más de presentaciones especiales para Vevo. Esperamos que os gusten tanto como a nosotros.









martes, 20 de septiembre de 2016

EL MOMENTO DE ANGEL OLSEN.


Es más que probable que para muchos de nuestros lectores y seguidores sea la primera vez que escuchan el nombre de ANGEL OLSEN. Para todos ellos, os contaremos que es una intérprete, guitarrista y compositora indie americana que funciona mucho mejor en el Reino Unido y que lleva en activo desde el 2010 en solitario. Aunque también ha simultaneado ese tiempo siendo la corista de Bonnie "Prince" Billy
Al margen de sus primeras grabaciones en Casette, MY WOMAN es el tercer álbum de estudio de ANGEL OLSEN y el primero que trasciende -sólo un poco- de los circuitos indies. Porque es su mejor trabajo hasta la fecha según la mayoría de los críticos que se han deshecho en halagos, otorgándole entre cuatro y cinco estrellas sobre cinco en casi todas las reseñas.



El estilo de Olsen es ese tipo de Rock Indie que tanto le gusta a cierta prensa especializada y los blogueros que le bailan el agua y entre unos y otros, en definitiva, lo único que saben hacer es crear hypes. Siempre tienden a sobrevalorar estos trabajos frente a otros trabajos de estilos e intérpretes diferentes. Por eso nosotros reconocemos que se trata de un buen disco, pero tampoco nos apasiona tanto como a todos esos críticos. Este año hemos hablado de álbumes infinitamente superiores a este.
Aunque también tenemos que confesar que la personalidad de Olsen y sus cortes más retro nos han cautivado lo suficiente como para que estemos hablando de ella. Otro de los aciertos de este trabajo ha sido la producción mano a mano de la propia Angel Olsen con Justin Raisen, responsable de algunos de los mejores trabajos de Sky Ferreira, Santigold, Charli XCX o Billy Corgan entre otros muchos.




viernes, 16 de septiembre de 2016

WARD THOMAS: EL GRAN ÉXITO DEL COUNTRY BRITÁNICO.


El éxito del Country británico es una realidad. Parece que ha dejado de ser un fenómeno exótico y aislado representado por bandas como The Shires, de los que hablamos el año pasado, o las gemelas de Hampshire WARD THOMAS que han publicado recientemente CARTWHEELS su segundo trabajo. Un álbum con el que se han colocado en los primeros puestos de las listas de ventas británicas, tanto en las generales, como en las específicas (Country). 
Y creemos que esta vez podríamos escribir practicamente lo mismo que escribimos de The Shires en su momento, porque Lizzy y Catherine Ward Thomas también han conseguido dar con la fórmula del éxito creando canciones muy pegadizas y populares, en las que destacan las melodías y sus hermosas voces con las que juegan en perfectas armonías vocales.




Siempre nos hemos preguntado qué pensarán en Nashville de estas incursiones europeas en el género. El argumento que nos dan sus protagonistas es que ellas componen canciones country, pero la temática de las letras está bastante alejada del country americano. Responde un poco a la manera de pensar y a la realidad social británica y eso es lo que lo hace diferente.
En cualquier caso, sería un gran error desdeñar cualquier propuesta country simplemente por no ser americana. En Australia siempre se ha grabado Country Western y es un género que funciona muy bien allí. Algunos de sus intérpretes incluso han sido adoptados por el público americano. Recordemos que Olivia Newton-John se introdujo en Estados Unidos con un disco Country en sus inicios y Keith Urban está haciendo toda una carrera en el país del Tío Sam. Por no citar a muchas intérpretes o songwriters canadienses como Shania Twain o KD Lang que escribieron una página en la historia del género. Así que tampoco tendrían que rasgarse las vestiduras por esta nueva mirada británica, que a pesar de que se repitan fórmulas muy conocidas que nos llevan a un pasado no muy lejano con las Dixie Chicks o Lady Antebellum, posee muchísima más frescura que cualquier otra propuesta actual que nos venga de Estados Unidos.



martes, 13 de septiembre de 2016

UNA BANDA DE CHICAGO LLAMADA WHITNEY.


Sinceramente nos hubiera gustado titular esta entrada de una manera algo más original porque LIGHT UPON THE LAKE de WHITNEY es sin ninguna duda uno de los debuts más interesantes del año. Pero mucho nos tememos que si hubiésemos escrito uno de nuestros titulares sobre WHITNEY, sin especificar que se trata de una banda americana, habríamos despistado a algunos de nuestros lectores que probablemente pensarían que íbamos a hablar sobre Whitney Houston
De hecho, es complicadísimo buscar algo sobre WHITNEY en la red sin que aparezca todo el material existente de la diva. Por eso no entendemos demasiado bien que al tratarse de una banda de reciente formación, hayan elegido un nombre con toda la carga que posee el de WHITNEY dentro del mundo de la música. Aunque probablemente, ni ellos mismos pensaron en algún momento que su obra iba a tener la trascendencia y repercusión que han conseguido, y mucho menos que algunos blogs españoles estemos escribiendo sobre ellos en estos momentos. Porque se trata de una banda indie pequeñita que ha hecho un disco muy grande.


LIGHT UPON THE LAKE es un título perfecto para un álbum como este, describe perfectamente lo que vamos a escuchar. Porque está lleno de atardeceres bucólicos y otros paisajes sonoros en falsete. Algunos críticos los han comparado con Bon Iver aunque con sonidos folkies y elementos Country autóctonos de Chicago. A nosotros nos parece un auténtico discazo de una sutileza y delicadeza insólita en estos tiempos que corren. De esos trabajos que permanecen en la eternidad. Pero tampoco nos atreveríamos a recomendarlo a todo el mundo por el hecho de que hay personas que no soportan un álbum entero cantado en falsete. Esas personas deben absetenerse.
Nosotros tenemos el oído hecho a casi todo y no sólo no nos molesta el uso continuado del falsete, es que creemos que para lo que esta banda quiere expresar en este trabajo, era absolutamente necesario. Y no se podría haber hecho de ningún otro modo.
Algunas publicaciones ya han dicho que LIGHT UPON THE LAKE es uno de los mejores álbumes de lo que llevamos de año. Nosotros tenemos muy claro que también estará en nuestra lista que publicaremos en Diciembre de lo mejor del 2016.







viernes, 9 de septiembre de 2016

BLOSSOMS: LA NUEVA SENSACIÓN BRITÁNICA.


BLOSSOMS es otra banda británica de Indie Pop que quedaron cuartos en el BBC Sound Of de este año -Del que ya hemos hablado de Jake Garratt o Frances y nos quedan otros muchos por hablar- y han editado su álbum debut homónimo recientemente con una muy buena acogida por parte del público británico que los colocó en el primer puesto de las listas de ventas del Reino Unido. Anteriormente habían grabado unos cuatro Eps antes de lanzar este largo, como viene siendo habitual en los últimos tiempos.
Podríamos definir a BLOSSOMS diciendo que es una banda de última generación que ha conseguido su sonido gracias a una ensaladilla de referencias pertenecientes a otras bandas británicas del presente y el pasado. Desde Placebo, hasta Years & Years, pasando por Prefab Sprout o Deacon Blue y todo ello filtrado por un fino tamiz evocador que nos retrotráe a finales de los 80 en algunos de sus cortes (no en todos). 



Algunos dicen que son la gran esperanza del Indie Pop Británico. A pesar de que muchos otros podrían decir que lo que hacen es un pastiche de todas esas referencias que nisiquiera son sus influencias musicales. Ya que hemos leído en nuestra documentación que adoran a Oasis y Stone Roses -a los que no se parecen- Ocurre a muchos músicos que aún teniendo determinadas influencias musicales, a la hora de componer y grabar, les puede salir algo diametralmente opuesto a esas influencias y normalmente suele ser igual de válido. Porque, en este caso, el resultado es un sonido muy fresco que no ha dejado indiferente al público y los críticos lo han valorado muy positivamente.



La mayoría destacan que es un disco lleno de buenas canciones. Ocho de ellas han sido singles ya porque estaban editadas entre los cuatro Eps previos. Y coinciden en que parece un álbum de grandes éxitos de una banda consagrada más que un álbum debut. Y en eso estamos completamente de acuerdo porque este álbum homónimo de BLOSSOMS te deja una sensación de Déjà Vu muy agradable. Como si llevaran toda la vida existiendo y tú escuchándolos. Nosotros lo recomendamos encarecidamente desde aquí. Otro de esos álbumes para engrosar la lista de lo mejor del 2016.





lunes, 5 de septiembre de 2016

ALMAS TANGIBLES... AMOS LEE.


Otro de los discos importantes de la temporada es SPIRIT de AMOS LEE, sexto álbum de estudio en una carrera impecable con pequeñas obras maestras como Mission Bell (2011), o álbumes inspiradísimos como Mountain Of Sorrow... (2013). Quizás por eso esperábamos con tantísima expectación este nuevo trabajo, y deseábamos saber si superaría todo lo bueno que nos dejó anteriormente. Y aunque todavía es pronto para decirlo, de momento, nos encontramos un disco mucho más soulero que los anteriores que deambulaban entre el Folk y el Country como estilos principales, siempre fusionándolos con algo de Soul. Se podría decir que en SPIRIT es el Soul el estilo primario con reminiscencias Folk, Country e incluso Godspell.
Lee ha conseguido revitalizar géneros muy trillados y hacer que suenen interesantes. Ya hablamos del sonido Amos Lee, porque si algo ha conseguido en todos estos años, es precisamente dejar su impronta en todo lo que hace, su seña de identidad. Ser de esos intérpretes a los que escuchas y los identificas en las primeras notas, porque no existe nadie que suene igual que ellos.




SPIRIT es un álbum que se parece mucho más a sus tres primeros discos que a los dos últimos que hemos citado y que tanto nos gustan. Con eso no queremos decir que haya involucionado, porque SPIRIT es infinitamente superior a esos tres primeros trabajos. El sonido se ha depurado y mejorado mucho más y en esta ocasión ha sido el propio Amos Lee el encargado de la producción musical. Y no solamente no tiene nada que envidiar al trabajo realizado por los productores estrellas que trabajaron para él en sus tres primeros discos. Es que es todo un acierto de producción y a partir de este preciso momento, no debería contratar a nadie más.
En cuanto al single de presentación, Vaporize, nos gusta. Pero creemos que no es la mejor canción del álbum. De hecho, hemos estado buscando en Youtube las canciones que consideramos mejores y ni siquiera las han colgado. Se ve que se las reservan para el futuro. Algo que va hacer que este disco tenga una vida bastante más larga, por otro lado. Así que es más que probable que volvamos a hablar de Amos Lee en cuanto lance esas canciones con sus respectivos videoclips. Porque este es un álbum de buenas canciones, quizás sea el trabajo con más singles potenciales de toda su discografía. Uno de esos discos para escucharlos en bucle una y otra vez.
Concluimos diciendo lo mismo que decimos siempre de Amos Lee. Que a pesar de ser un artista consagrado... ¿Cuántos discos más tan buenos como este hacen falta para que ocupe de una vez el lugar que le corresponde? Porque Amos Lee, hoy por hoy, es uno de los grandes. De los más grandes. Esperamos que lo apreciéis.



jueves, 1 de septiembre de 2016

INGRID MICHAELSON Y EL SENTIDO.


Hemos escrito tantísimo sobre INGRID MICHAELSON que en cada entrada que le dedicamos se nos hace más difícil no repetirnos. Se ha editado recientemente IT DOESN´T HAVE TO MAKE SENSE su séptimo álbum de estudio después del ambicioso Lights Out que se podría considerar uno de sus álbumes que mejor funcionaron en ventas. Recordemos que aunque no lo parezca, Michaelson es una artista indie. Y queremos hacer hincapié en lo de "aunque no lo parezca". Porque Ingrid Michaelson tiene el don de componer grandes canciones, singles potenciales. Ningún corte está de relleno en sus discos y cualquiera de ellos, interpretados por una de esas artistas que manejan el cotarro de la comercialidad (Perry, Gaga, Rihanna, Swift...), podría ser un Nº1 global. Estamos seguros que algún día también sucederá con un tema compuesto e interpretado por ella misma. Pero su nombre debería sonar mucho más al gran público para ello.
Ya hemos dicho muchas veces que lo que Ingrid Michaelson hace es tan sumamente bueno, que parece que es muy fácil de hacer. Y quizás no se valore lo suficiente por eso. 





Este disco que ha producido musicalmente la propia Ingrid Michaelson se titula "No tiene que tener sentido" y nos sabe a muy poco. Solo son diez cortes: treinta y cuatro minutos de vuestro tiempo. Y aunque a algunos les pueda suponer un frenazo frente a los catorce cortes de Lights Out (2014), ya le decimos nosotros que no. Solo hay que escuchar las dos primeras (brillantísimas) canciones -De las que hemos incluido una, arriba- para saber que estamos ante uno de los mejores álbumes de la carrera de Ingrid Michaelson
Pero claro... El single de presentación con Hell No, es la canción más complaciente del disco. Y no queremos decir con eso que sea una mala canción. Es todo un hit, pero no es representativa del resto del álbum que está repleto de las más bellas baladas intimistas de su carrera. Esta elección del primer single contribuye a que se redunde en la idea que comentábamos al principio sobre que lo que ella hace parece demasiado sencillo. Y en este trabajo descubrimos nuevos registros de la artista y apreciamos una nueva progresión en el apartado compositivo. Son otros dos peldaños arriba desde Human Again (2012), álbum con el que está emparentado este maravilloso It Doesn't Have To Make Sense.
Os invitamos a que profundicéis en este trabajo y en su excelente discografía para descubrir que precisamente sus canciones son muy grandes, a pesar de las apariencias.
Nos volvemos a repetir una vez más cuando decimos que probablemente Ingrid Michaelson sea la músico, ínterprete y compositora más brillante y con más talento de su generación. Y que cada nuevo disco suyo es mejor que el anterior. Con Michaelson no existen los altibajos, siempre en dirección ascendente. Y este trabajo, paradójicamente, sí que tiene mucho sentido.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...