NUESTROS CÓMPLICES:

lunes, 24 de abril de 2017

KAREN ELSON Y EL PESO.


KAREN ELSON es una de esas intérpretes-compositoras que lleva una mochila a sus espaldas que pesa como una losa. El lastre de haber tenido un pasado como Supermodelo, sumado al de haber sido "la señora de" Jack White que fue su padrino musical cuando debutó hace siete años. Con ese handicap, es muy normal que se tengan ciertos prejuicios con su música y que necesite más tiempo para ser reconocida como músico que otras cantantes-compositoras similares, pero de orígenes diferentes.
Hay muchos que nunca han valorado musicalmente la figura de Patti Scialfa, sólo por ser la esposa de Bruce Springsteen, y es una gran músico. Y eso que Patti Scialfa nunca fue Supermodelo anteriormente. Porque, desgraciadamente, es una profesión que acaba convirtiéndose en un estigma para muchas de ellas, cuando intentan reciclarse en otras facetas artísticas como actrices, intérpretes, músicos o escritoras... Y no son tomadas en serio.


Es cierto que cuando KAREN ELSON debutó con The Ghost We Walk (2010) la influencia de su entonces marido, Jack White se palpaba en cada uno de sus cortes. Pero en el presente, en este nuevo trabajo titulado DOUBLE ROSE se puede decir que ha huído de esas influencias todo lo que ha podido. Y, sinceramente, ha ganado muchísimo con la producción musical de Jonathan Wilson, figura habitual en los álbumes de Father John Misty, que también colabora en este disco y del que ha heredado todas esas florituras orquestales que potencian la bellísima voz de Karen Elson. Otra colaboración importante es la de Laura Marling. Y si el nombre de Marling aparece en un disco, es toda una garantía de calidad y confianza.
El resultado es un álbum bastante hermoso y debería bastar para que los prejuicios que se puedan tener, desaparezcan. Y que esa mochila tan pesada de la que hablábamos al principio, termine en el fondo del océano.
Nosotros creemos que con DOUBLE ROSE, ha llegado el momento de reconocerle a KAREN ELSON ciertos méritos que no se le han reconocido antes. Elson por fin ha encontrado su identidad musical y estamos ante el verdadero principio de una carrera más que prometedora.


viernes, 21 de abril de 2017

LA REINVENCIÓN DE IMELDA MAY.



“La vida cambió. Amo los álbumes que hice en el pasado. Eran coherentes mostrando la persona que yo era. Pero eso es el pasado… Ahora soy así”
IMELDA MAY

Ella no lo ha podido explicar mejor con esas tres frases. IMELDA MAY cerró una brillante etapa que la convirtió en todo un referente del Rockabilly con Tribal (2014) y ahora empieza una nueva vida musical con LIFE.LOVE.FLESH.BLOOD, un álbum en el que explora géneros como blues, soul, gospel, folk, rock con el material más auténtico y personal de su carrera.
Los amantes del Rockabilly deben estar dándose cabezazos contra las paredes y les costará aceptar este cambio, si es que son capaces de asimilarlo algún día. Pero seamos honestos, en Tribal (2014) ya se atisbaba cierto desgaste y a una Imelda May muy encorsetada y atrapada, deseando probar nuevos registros. Seguir por ese camino hubiese sido repetirse, hacer discos mediocres -Porque no todos iban a ser tan buenos como los dos primeros- o terminar versionando los clásicos del género. Y el talento de esta mujer está muy por encima de cualquier limitación impuesta por la pureza del Rockabilly.



Uno de los motivos que suponemos que ha facilitado esta evolución y apertura hacia otros registros, ha sido su ruptura amorosa y profesional con el guitarrista y compositor Darrel Higham, su marido durante trece años y una pieza clave en la carrera de May, de la que ella ya habla en pasado.
En LIFE.LOVE.FLESH.BLOOD, a priori, Imelda May ni siquiera parece estar en su zona de confort. Ya no está protegida por su banda o su marido. Se muestra ante el mundo sola y fuerte, a la vez que vulnerable, con una colección de canciones compuestas por ella misma que alcanzan altas cotas de intimismo y reflejan quien es Imelda May realmente. A eso, tenemos que sumar que ha tenido la suerte de contar con la producción de T Bone Burnett que ha hecho verdaderas maravillas en otras ocasiones para artistas como Rhiannon Giddens y esta vez vuelve a acertar de pleno consiguiendo mostrarnos a una Imelda May fascinante, todo un ser de luz. Colaboran también nada menos que Jeff Beck y el virtuoso del piano Jools Holland.



El veredicto para este blog, que os recuerdo que se llama EXQUISITECES, es que estamos ante el mejor álbum de la carrera de Imelda May. No pretendemos con esto desdeñar sus magníficos primeros trabajos de su época Rockabilly que poseían una frescura y exotismo que quizás haya perdido. Pero es que se trata de una colección de canciones excelentes de producción impecable, nuevos registros vocales que no le conocíamos y que nos encantan. Además de una sensibilidad que traspasa cada uno de los cortes. Un must en toda regla que recomendamos encarecidamente desde aquí.
El cd está disponible en dos ediciones. Nosotros recomendamos la edición Deluxe que añade cuatro cortes inéditos a la edición convencional. 



miércoles, 19 de abril de 2017

MICHELLE BRANCH PARTIENDO DE CERO.


A principios de este milenio surgieron una oleada de jóvenes compositoras e intérpretes multiinstrumentistas a las que la prensa vaticinó un futuro más que prometedor. Se nos ocurren ahora mismo los nombres de Avril Lavigne, Vanessa Carlton o Michelle Branch; Lavigne ha sido la eterna adolescente a la que su discográfica no le permitió crecer durante dos décadas. Vanessa Carlton sobrevivió a su hit planetario A Thousand Miles y ha gozado de una más que respetable carrera en la que nos ha podido demostrar que aquel éxito de sus inicios no fue una coincidencia. Pero... ¿Qué ocurrió con MICHELLE BRANCH?
A priori, Michelle Branch era un caballo ganador. Con tan solo 17 añitos fue fichada por Maverick -Discográfica de Madonna y filial de Warner Bros- y consiguió un par de hits con Everywhere y All You Wanted para su álbum The Spirit Room (2001) además de que la crítica la tomara en serio siendo tan joven. 


Aunque no sería hasta el 2002 cuando su nombre iría ligado al de Santana y su multipremiado disco de colaboraciones Shaman, siendo The Game Of Love otro hit planetario que además de sonar hasta el hartazgo, le proporcionó un Grammy. Un año después, editó Hotel Paper (2003) que consiguió colocar en las primeras posiciones de las listas de medio mundo y algún que otro single que machacar en las radiofórmulas de la época.
Michelle Branch nunca se desvinculó de la música. Posteriormente formó The Wreckers junto a su amiga Jessica Harp y grabó dos álbumes entre 2004 y 2007 de máxima repercusión en USA y completamente nula en Europa. Por eso existe una laguna de tiempo entre el oyente medio español que había perdido su pista desde sus hits Are You Happy Now? o Breath (2003), hasta el 2009 justo cuando Branch colabora con Chris Isaak en el tema I Lose My Heart de su disco Mr Lucky.



En el 2010 Michelle Branch reaparece con un Ep y la promesa de que editaría pronto un largo. No ha sido hasta abril de este año cuando por fin se ha editado HOPELESS ROMANTIC.
Y qué decir de este trabajo... Puede que para los americanos resulte más fácil ubicar este disco de Michelle Branch porque ellos si recuerdan su carrera completa, ya que sus álbumes tanto en solitario como con The Wreckers han estado en lo más alto de sus listas, además de que Michelle Branch ha compuesto canciones para otros intérpretes. Pero para el oyente medio europeo (y español) cuyos únicos referentes son sus hits Everywhere y The Game Of Love de los que han pasado dieciséis y quince años respectivamente. Es como partir de cero y redescubrirla. Branch abandona su etapa Country con The Wreckers y regresa al pop-rock de sus inicios. Pero ni aún así van a relacionar esas canciones y a esa cantante del pasado, con lo que van a escuchar (y ver en los vídeos) en el presente en HOPELESS ROMANTIC, que por otro lado, es un disco con grandes momentos que está recibiendo críticas muy positivas. Pero mucho nos tememos que si los blogs no lo reseñamos como merece, puede pasar totalmente desapercibido en España y sería una auténtica lástima.



lunes, 17 de abril de 2017

LA BÚSQUEDA DE JOHN MAYER



Cuando se trata de un músico, compositor e intérprete como JOHN MAYER nunca nos conformamos con que nos dé un producto de calidad o simplemente un buen disco, le pedimos muchísimo más. Porque con Mayer usamos otro rasero para medir y siempre le exigimos el 100% porque puede darlo, como lo hizo con su magnífico Born And Raised (2012). Aquel disco de folk con el que Mayer relevaba brillantemente a Dylan o a Young y que desgraciadamente no ha tenido continuidad en trabajos posteriores y mucho menos en este THE SEARCH OF EVERYTHING que como reza en su título, Mayer anda buscando algo (o todo) y se siente como pez en el agua con nuevas melodías souleras entremezcladas con algo de Folk y Country que sabe conciliar muy bien con el pop elegante que ha hecho siempre.
El disco está producido por el propio Mayer, Steve Jordan y el ingeniero de sonido Chad Franscoviat su compañero de piso de la época de sus comienzos y con el que ha trabajado anteriormente en álbumes como Continuum (2006) y con el que no lo hacía desde Battle Studies (2009).
Ocho de las canciones de THE SEARCH OF EVERYTHING ya se conocían porque fueron editadas en sendos Eps que se podían conseguir mediante descargas, titulados: The Search Of Everything: Wave 1 (20 Enero 2017) y The Search Of Everything: Wave 2 (24 Febrero 2017). El pasado 14 de abril se puso a la venta el largo del que hablamos hoy, que incluía las ocho canciones de esos dos Eps y cuatro más inéditas. El resultado es otro álbum excelente de JOHN MAYER más coherente con su carrera que ese Born And Raised (2012) que tanto nos gustó y que seguimos considerando su mejor trabajo.
En cualquier caso, como siempre, estamos hablando de un trabajo impecable, inmaculado. Mayer no tiene un disco malo o flojo y seguramente si lo tuviera sería bastante mejor que el mejor disco de otras bandas y artistas. Así que lo recomendamos encarecidamente desde estas páginas. Y tomamos buena nota porque seguramente estará en nuestra lista de los mejores álbumes del 2017.



viernes, 14 de abril de 2017

ELLAS: CELEBRANDO LA FIGURA DE LA MUJER EN LA MÚSICA EN SPOTIFY.



Los que nos seguís ya sabéis que siempre hemos reivindicado la figura (fundamental) de la mujer en la música de las últimas cuatro décadas. Y ya estábamos tardando en ofrecer una Playlist de SPOTIFY solamente de mujeres fuertes e interesantes. Por supuesto que ELLAS no es una Playlist completa, siempre nos faltarán muchas más mujeres fuertes e interesantes. Porque sobrar, lo que se dice sobrar, no nos sobra ninguna. Pero lo podemos arreglar, porque también puede ser una primera Playlist de una nueva serie si tiene aceptación. Ahora os toca a vosotros decidirlo.


La URL Para seguirnos en Spotify es:

https://open.spotify.com/user/exquisiteces



lunes, 10 de abril de 2017

OTRO DISCAZO DE THE NEW PORNOGRAPHERS.

Los que nos seguís desde que comenzamos nuestra andadura en Exquisiteces, sabréis que THE NEW PORNOGRAPHERS es uno de nuestros supergrupos favoritos. Cada disco suyo ha sido muy celebrado en estas páginas y siempre es un acontecimiento. Porque ya hemos comentado mil veces que todos sus integrantes tienen carreras paralelas en solitario y en otros proyectos musicales y cuando se reunen para hacer algo como THE NEW PORNOGRAPHERS siempre es porque tienen un buen material y sobre todo, les apetece divertirse. Máxime con un álbum como WHITEOUT CONDITIONS que es el álbum más chispeante de todos los últimos álbumes de la banda. 
En esta ocasión el supergrupo no está completo, falta Dan Bejar que estaba ultimando el nuevo trabajo de su banda Destroyer y se echan de menos algunas de sus excentricidades, así como sus agudas letras. Y cobra más protagonismo AC Newman que es la persona que ha compuesto todo el material y producido el disco junto a John Collins. Pero a pesar de la ausencia de Bejar, el resultado no desmerece del resto de la brillante discografía de esta banda que funciona perfectamente como un equipo y ha sacado adelante otro grandísimo trabajo.




En esta ocasión encontramos sintetizadores de la New Wave -Este es el año de la revitalización y mejora de la música New Wave, ya lo hemos comentado en dos ocasiones más- y armonías estrechamente mezcladas. Es otra vuelta de tuerca más a la música de los 80. Pero consiguiendo que suene fresca, novedosa y considerablemente mejorada. Sobre si es mejor que sus discos anteriores, recuerdo que tanto Bill Bruisers (2014) como Together (2010) nos gustaron muchísimo en el momento de editarse y posteriormente los hemos seguido escuchando. WHITEOUT CONDITIONS tiene muchísima más energía que esos dos trabajos y, como siempre, encontramos canciones realmente buenas en las que la vocalista Neko Case se convierte en una pieza fundamental de la banda.
Definitivamente, este álbum es otro gran acierto de una banda clave del Siglo XXI como es THE NEW PORNOGRAPHERS. Nosotros lo recomendaríamos a todos aquellos que tengan los discos anteriores de la banda y también a cualquiera que no los conozca. Porque WHITEOUT CONDITIONS es una excusa perfecta para descubrirlos y penetrar en el universo The New Pornographers. Y sobre todo, para divertirse con una música que está hecha con amor y pasión. Algo que se transmite desde la primera nota del primer corte, hasta la última del último. Cómo siempre..., estos chicos han vuelto a sorprendernos.



viernes, 7 de abril de 2017

FUTURE ISLANDS NOS VUELVEN A CONVENCER.


Ya sabéis lo que ocurre cuando una banda tiene un disco de muchísimo éxito. Los cuchillos están en alto para el siguiente trabajo y probablemente los mismos que subieron a la banda a un pedestal entonces, ahora los bajarán a pedradas. Muchas veces ocurre por puro esnobismo.
No es exactamente el caso de FUTURE ISLANDS que presentan THE FAR FIELD esta misma semana, tras haber conseguido la unanimidad entre crítica y público con su anterior trabajo Singles (2014). Pero tampoco estamos viendo que los críticos repitan las cinco estrellas que otorgaron a Singles (2004). El promedio ahora mismo de THE FAR FIELD está entre tres estrellas y media y cuatro, sobre cinco. Y tenemos un pequeño problema porque o Singles (2014) se sobrevaloró en su momento, o ahora están infravalorando este trabajo. Porque esos cambios y esa falta de coherencia de la crítica, a veces cuesta entenderla. 





Es cierto que con Singles (2014) se abrió una puerta a un universo que, como ocurre en el electropop actual, resultaba de lo más novedoso y atractivo sin llegar a serlo realmente. Porque estamos hablando de la revitalización -y considerable mejora- de la música New Wave de los ochenta. Y los que sobrevivimos aquella época todo esto nos produce una sensación de Déjà Vu muy acusada.
Honestamente, a este que suscribe THE FAR FIELD le ha parecido un excelente álbum, a la altura de Singles (2014) y si tuviera que otorgarle las estrellitas de rigor -que odio profundamente que se midan los discos con esas estrellitas- probablemente serían cuatro. 
Y ahora me diréis... "¿No te quejabas de que muchos críticos le habían dado cuatro estrellas?" 
Sí. Pero es que a Singles (2014) yo tampoco le hubiera otorgado cinco estrellas. Le hubiera puesto otras cuatro. Porque si subes a un pedestal o tiras por tierra un disco como Singles (2014), no puedes tener la poca vergüenza de no hacer lo mismo con THE FAR FIELD que es lo más parecido a una continuación, si no lo es. Y ahí es justo dónde quería llegar. Este disco no es mejor ni peor que Singles (2014) pero descuidad, que vais a leer que es peor en muchísimos sitios, menos aquí. Nosotros os recomendamos los dos (que son complementarios) y vosotros decidís.


miércoles, 5 de abril de 2017

EL REGRESO DE NELLY FURTADO.



Muchos pensaréis que NELLY FURTADO es una compositora e intérprete que no necesitaría salir en Exquisiteces porque es lo suficientemente conocida, además de una artista superventas. Nosotros también lo pensamos durante algún tiempo. Pero ya no lo pensamos. Ahora justificaremos el porqué.
NELLY FURTADO se ha distinguido por tener una carrera atípica. Sus discos siempre fueron algo dispersos e igual encontrabas algún tema en portugués o en castellano que nada tenían que ver con el resto del álbum, ni con lo que ella suele ofrecer al mercado anglosajón. Pero ahí estaban todos esos temas en sus discos y tanto los americanos, como los británicos se los tenían que tragar. Porque no os creais que esas canciones únicamente se incluían en las ediciones que se vendían en América Latina, España o Portugal. No. Eran cortes del mismo disco globalizado que igual lo podías comprar en Londres, Montreal que en Alcalá de Henares y su contenido era exactamente el mismo. La presencia de esas canciones muchas veces lograban sacarte del contexto del resto del álbum y siempre le achacamos cierta falta de concreción por ello. Aunque a eso también podríamos llamarlo "Riesgo" y no hacer concesiones de cara a la comercialidad. Con la suerte de que, a pesar de todo ello, Nelly Furtado siempre se ha distinguido por hacer unas más que decentes ventas de todos sus discos.




Hasta que Loose (2006) superó todas las expectativas imaginables. Pesó muchísimo el éxito de Loose (2006), que vendió diez millones de copias y del que llegó a editar hasta ocho singles y varias reediciones. Su éxito en todo el mundo se alargó hasta el 2009. Visto con perspectivas, todo aquello le vino muy grande. A pesar de la estrategia de marketing de sacar un disco en castellano inmediatamente después; Mi Plan (2009). Un disco dirigido al mercado hispano y, por lo tanto, de comercialidad restringida que nadie compararía con Loose (2006) porque se trataba de otro trabajo completamente diferente bajo la etiqueta de "Músicas del Mundo" y le haría ganar tiempo para sacar su siguiente álbum en Inglés, ese álbum que de otra manera hubiera estado abocado al fracaso tras el inmenso éxito de Loose (2006). The Spirit indestructible (2012), fue ese disco cuidadísimo y multiproducido que debió repetir el éxito de Loose (2006). Pero eso nunca ocurrió. The Spirit Indestructible probablemente sea el disco con las ventas más discretas de toda su carrera. Había pasado demasiado tiempo y quizás la estrategia de editar Mi Plan (2009) entre medias no fue tan inteligente como pudiera parecer en un principio.





2017 es el año de THE RIDE un trabajo que la propia Furtado ha descrito como "Un álbum de resaca" y curiosamente, el primer corte que escribió fue Phoenix. ¿Será THE RIDE ese álbum con el que resurgirá de sus cenizas como el Ave Fénix? Nos tememos que ya es complicado repetir un éxito como el de Loose (2006). Pero la Furtado ha conseguido hacerse un nombre y sigue siendo la más inusual de las cantantes y compositoras del panorama mainstream.
Esta vez ha contado solamente con dos productores John Congleton y Mark Taylor con los que ha co-escrito algunos de los temas del álbum. Un álbum bastante más concreto que el resto de su obra y muy bien cohesionado como álbum, que carece de esas canciones marca Furtado de las que hablábamos en un principio, en el que predomina el pop con mayúsculas -El primer corte no desentonaría en un álbum de Britney Spears- destacando sobre todo algunas baladas bastante interesantes en las que se luce muchísimo. Algo que no ha explotado lo suficiente a lo largo de su carrera.
Sobre si THE RIDE es mejor o peor que los del resto de su discografía, habría que decir que mantiene muy bien el nivel, a pesar de los años que han pasado entre disco y disco. Hay muchísima calidad en todas sus propuestas. Habrá que ver como funciona en ventas y si llega a escucharse tanto como Loose (2006). Porque, después de todo, ese es el objetivo de este tipo de trabajos.
En cualquier caso, es un disco que recomendaríamos y que os empezará a gustar a partir de la tercera o cuarta escucha.
Y si todas estas razones no os convencen para que Nelly Furtado, la estrella superventas, aparezca en Exquisiteces, concluiremos diciendo que los tiempos han cambiado muchísimo y con ellos los gustos del público. Tanto, que cualquier artista con más de diez años en la profesión que ya no esté en la brecha, necesita la ayuda de un blog tan humilde como este.




lunes, 3 de abril de 2017

CONOR OBERST SE REINVENTA EN SALUTATIONS


El 14 de Octubre del pasado año, CONOR OBERST editó Ruminations, que recogimos como uno de los 100 mejores álbumes del 2016 en nuestra lista. Se trataba de un material compuesto en su Omaha natal mientras se recuperaba de una serie de padecimientos que iban desde la laringitis,  hasta la ansiedad, pasando por el  agotamiento. Todos ellos diagnosticados en el 2015 cuando tuvo que suspender sus conciertos.
Oberst tenía muy claro que Ruminations sería un disco intimista, acústico, con muy pocos instrumentos (piano, guitarra y harmónica), con la nieve del frío invierno de Omaha golpeando su ventana, como única inspiración... Y solamente necesitó 48 horas para grabarlo.
Oberst ha conseguido una veteranía y un estatus dentro de la música indie que puede permitirse hacer prácticamente lo que quiera, obteniendo excelentes resultados y consiguiendo el respaldo de la crítica. Y si ya Ruminations nació como un proyecto arriesgado que nos encandiló a todos, Oberst riza el rizo y vuelve seis meses después con SALUTATIONS




Los diez cortes de Ruminations suponían una excelente materia prima; el "esqueleto". Si esas mismas canciones podían ser grabadas con más medios, mejorarían considerablemente. Y se trataba de un material tan bueno que merecía una segunda oportunidad. Y Oberst recupera esos diez cortes para SALUTATIONS y los reinterpreta con una banda. Digamos que si Ruminations representa la versión acústica de esas canciones, SALUTATIOS es la eléctrica. Además de estos diez cortes, cuenta con siete cortes inéditos añadidos. Algo que otorga al álbum cierta autonomía. Porque SALUTATIONS es mucho más que la versión corregida y aumentada de Ruminations. A nosotros nos ha gustado muchísimo más. A pesar de que siempre hayamos sido los abanderados del "menos es más". En nuestra defensa diremos que si "el más" es llamar a una banda de acompañamiento como The Felice Brothers, al productor Jim Keltner (John Lennon, Bob Dylan, Neil Young) y contar con colaboraciones de M. Ward, Jim James, Maria Taylor o Gillian Welch en los coros. Nosotros nos quedamos con "el más". Aunque también es justo decir que el material es tan sumamente bueno que funciona bastante bien de cualquier manera que su autor decida plantearlo.
SALUTATIONS es uno de esos discos que recomendamos encarecidamente desde Exquisiteces. Así como el resto de la discografía del gran Conor Oberst


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...