NUESTROS CÓMPLICES:

miércoles, 29 de julio de 2020

THE CHICKS REGRESAN A LO GRANDE


Otro de los regresos más sonados y esperados de este 2020 ha sido el de las Dixie Chicks que ahora se hacen llamar THE CHICKS porque es como son conocidas popularmente en U.S.A. La última vez que supimos de ellas fue con el excelente Taking The Long Way (2007) con el que hicieron pleno con cinco Premios Grammy, de cinco nominaciones, incluido el Grammy al mejor álbum del año. Y es que este trío es un imán para vender discos y acaparar nominaciones y premios. Suman un total de trece Premios Grammy en toda su carrera y estamos convencidos de que ese número fatídico se romperá este 2020 porque este GASLIGHTER es carne de Grammy. 




Si somos sinceros, nuestras expectativas con este trabajo eran altísimas, especialmente cuando nos enteramos que el omnipresente Jack Antonof estaba metido también en este álbum como productor. Nos imaginábamos que nos encontraríamos con un álbum de reinvención de ellas mismas, algo muy revolucionario. Pero no ha sido así. Es un poco las Dixie Chicks en estado puro (y de gracia). Y lo hemos entendido perfectamente cuando hemos recopilado información sobre ellas para escribir esta reseña y es que Taking The Long Way (2007) estaba producido por otro de nuestros productores favoritos Rick Rubin. Y The Chicks es un trío con tantísimo sello que es muy difícil que se note la mano de los productores con los que trabajan, aunque sean los mejores. Eso, y que tienen un público muy fiel que no permitiría jamás un mínimo cambio.
La gestación y grabación de este trabajo ha sido más larga de lo normal el embrión data en el 2018. Pero se pusieron a trabajar en serio durante el 2019 para lanzarlo en la primera mitad del 2020, y como muchos otros trabajos ha visto su salida retrasada por culpa de la pandemia. 
Nos cuentan que la fuente principal de inspiración ha sido el divorcio de Natalie Maines. Ahí puede que encontremos ese puntito de reinvención que buscábamos, porque muchas mujeres se reinventan a si mismas después de un divorcio. La autoría de las canciones corren a cargo del trío Maines/Robison/Maguire co-escritas con otros autores. El nombre de Jack Antonof también se repite en la lista de autores.





En cuanto a ventas, GASLIGHTER ha sido Nº1 en U.S.A. y Australia. En Reino Unido ha sido Nº1 en la lista de Country y Nº5 en la general, También ha sido Nº2 en Nueva Zelanda y prácticamente en casi todos los países en los que se ha editado tiene un puesto entre los 20 primeros. Y es que siempre se les ha achacado que son y hacen un Country muy popular. No suelen ser las favoritas de los más puristas.
Los críticos han reaccionado muy bien ante este regreso y es que medios como The Telegraph y Enterntaiment consideran que GASLIGHTER es un 100 sobre 100 y la peor nota proviene de la Rolling Stone y es un muy injusto 60 sobre 100 que apenas ha provocado que la media de 85 sobre 100 se resienta. Porque la mayoría de las puntuaciones intermedias no bajaban de 80 sobre 100.
Para nosotros es un 89 sobre 100. Cuando estamos disfrutándolo más, se termina -Guarda grandes canciones en su segunda mitad- Se nos hace muy corto. Y aunque podría habernos decepcionado por tener las expectativas tan altas, finalmente no ha sido así. Porque hemos entendido perfectamente cual es el juego de The Chicks. Seguramente, en el fondo, nosotros tampoco les perdonaríamos un cambio drástico. GASLIGHTER es un disco más que digno de un trío que ya ha escrito una página en la historia de la música contemporánea. Y otro triunfo más para las mujeres en la música.



MEDIA DE LA CRÍTICA: 85/100

VALORACIÓN EXQUISITECES: 89/100


Nota del editor: 

Aunque son Superventas en muchos países y muy conocidas. Es probable que si compráis el disco en España os venga con la portada sin el cambio de nombre. Aquí no se la han jugado con un trío femenino de Country que no grababa desde 2007 y han preferido lanzar el disco con el nombre anterior para no despistar al personal. Pero que sepáis que el contenido es exactamente el mismo.


lunes, 27 de julio de 2020

HABLEMOS DE TAYLOR SWIFT...


Siempre nos justificamos igual cada vez que nos enfrentamos a una reseña de una estrella del pop superventas. Obviamente no es la línea editorial de este blog dedicarle tiempo a ninguna de ellas. Porque ya hablan mucho de todas en un sinfín de páginas y nosotros estamos más por dar a conocer gente que necesita ser conocida. Eso no quiere decir que no nos gusten, que dudemos del talento que tienen o que no consumamos su música, como todo hijo de vecino. Y este fin de semana TAYLOR SWIFT ha sido noticia porque ha presentado por sorpresa (y casi a traición. Porque nos ha pillado a todos un poco en bragas) FOLKLORE, su octavo álbum de estudio y el mejor de su carrera. A nosotros nos gustaba especialmente 1989 (2014) y ya dimos buena cuenta cuando Ryan Adams hizo su posterior revisión. Pero Swift va a hacer historia con este nuevo trabajo que comienza con más de un millón de copias vendidas en un primer fin de semana y el record de reproducciones en las plataformas de Streaming.
Antes de comenzar a hablar sobre FOLKLORE nos gustaría dejar claro un par de cosas sobre la carrera de Taylor Swift que nos parecen brillantes y ambas tienen que ver con una palabra: TRANSICIÓN. La primera es su impecable transición musical del Country al Pop y la segunda, que toda su sobreexposición en los medios, que en un principio podría ser negativa, y que hayamos conocido casi todas sus relaciones sentimentales que luego ella nos ha ido detallando a través de sus canciones, nos ha servido para entenderla mejor y hemos aceptado muy bien su transición de Teen Idol a mujer adulta empoderada. Hay otras artistas que comenzaron como Teen Idols y no han evolucionado -O sus discográficas no las han dejado evolucionar- hacia la etapa adulta. Léase Avril Lavigne, por ejemplo, que con 35 años parece que a todos les vendría mucho mejor que siguiera pareciendo que tiene 17.


En FOLKLORE vamos a encontrar diferentes géneros casi todos adscritos al Folk como el Indie Folk y el Electro-folk o incluso Chamber Pop con elementos de electrónica y un poco de Country. Todos estos sonidos se alejan del Pop que le hemos conocido a Swift anteriormente, son dieciseis cortes entre los que predominan las baladas y el downtempo. Y es el disco más maduro y menos autoreferencial de la carrera de la artista. La producción y la autoría de los temas corren a cargo de la propia Taylor Swift aunque muchos de los temas están co-escritos con Jack Antonof y Aaron Dressner que también ejercen de productores de este álbum. Está claro que la nominación al Grammy para Jack Antonof como mejor productor del año está asegurada. Y FOLKLORE va a arrasar en nominaciones y premios al final del año. Estamos convencidos de ello.
Otro momento del disco que no podemos pasar por alto es la colaboración de Bon Iver en el corte titulado Exile. Es probable que no llegue a ser single del disco. Pero es una de esas canciones que perdurarán en el tiempo y un guiño hacia lo Indie, otro peldaño ascendente más en el Status de Taylor Swift cuyo público no suele ser el mismo que el de Bon Iver.



En cuanto a los críticos, se podría decir que han caído rendidos a los pies de Taylor Swift: Entertainment, Music OMH, The Telegraph y hasta The Guardian han dicho que FOLKLORE es un disco de 100 sobre 100. La puntuación más baja proviene de Sputnik Music con un 64 sobre 100 pero es algo tan sumamente aislado que no ha impedido que alcance una media de 88 sobre 100
Como podréis imaginar, si nos hemos molestado en escribir una reseña de una megastar del pop como la Swift es porque el disco lo vale. Y ya no es una cuestión de talento y tesón, que a esta chica le sobran. Es que esta vez ha sabido rodearse de los mejores y han dado con un sonido que vamos a escuchar mucho en futuros discos de otros artistas. Estamos hablando de que las personas responsables de este trabajo son unos visionarios. Nuestra nota es un 95 sobre 100 con muchas más posibilidades de subir a 95 que de bajar a 90 de aquí a Diciembre.



MEDIA DE LA CRÍTICA: 88/100

VALORACIÓN EXQUISITECES: 95/100



viernes, 24 de julio de 2020

LAS REGLAS DE RUFUS WAINWRIGHT.


Uno de los regresos más esperados de este 2020 ha sido el de RUFUS WAINWRIGHT. Realmente no se había ido nunca, estaba involucrado en otros proyectos bastante alejados del pop y no grababa un repertorio pop desde Out Of Game (2012). El título del álbum es UNFOLLOW THE RULES. Y no sabemos si es el título más adecuado porque no creemos que Wainwright haya dejado de seguir las reglas con este trabajo. Desde luego que cuando se puso a grabar los discos de Ópera que grabó, sí que no estaba siguiendo regla alguna. 
Esta vez regresa con un repertorio que domina a la perfección. Está en su zona de confort. Quizás haya limado algunos excesos del pasado y con eso hemos salido todos ganando. Pero por lo demás, no se trata de ninguna sorpresa. Eso no quita que sea una exquisitez en toda regla.


Lo curioso es contemplar su carrera. Cómo ha pasado de ser todo un referente y un icono gay para una generación, a un perfecto desconocido para otras generaciones posteriores. Y todo eso sin dejar de ser un genio bastante perjudicado por el hype de sus primeros discos.
Si tengo que hacer una valoración subjetiva y muy personal, me gusta bastante más este Rufus Wainwright maduro y asentado de este trabajo, que todo lo que conocíamos de él anteriormente. Pero ya sabéis lo que ocurre con todos estos veteranos. Siempre acaban compitiendo consigo mismos y aunque lo de ahora sea mejor que lo de antes, nunca se descontextualiza, ni se compara con objetividad y siempre pesa mucho más lo de antes por motivos sentimentales. 


El productor elegido esta vez para este viaje es Mitchell Frooom que es un gran profesional responsable de los mejores trabajos de algunos de nuestros preferidos como Suzanne Vega, Nerina Pallot, Sheryl Crow, Crowded House o Bonnie Raitt. Y en el apartado de colaboraciones tenemos al gran Matt Chamberlain, Jim Keltner y Blake Mills. En ese sentido, el disco tiene una factura impecable. 
En el apartado crítico no le ha ido demasiado mal, como era de esperar. La crítica casi nunca le ha dado la espalda y ha obtenido un 82 sobre 100 de media. Clash y Uncut coinciden en que es un 90 sobre 100 como nota más alta y la nota más baja proviene de Rolling Stone... Los mismos que lo proclamaron "Artist To Watch" cuando debutó, hoy se cargan UNFOLLOW THE RULES con un 60 sobre 100. En cuanto a ventas nos complace mucho decir que este trabajo está funcionando francamente bien, incluso en España.
Está claro que hace tiempo que Wainwright ya no es el chico de moda, pero ahí sigue con una carrera bastante coherente y sin haber vendido su alma al diablo. Para nosotros UNFOLLOW THE RULES es un clarísimo 90 sobre 100.



VALORACIÓN EXQUISITECES: 90/100

MEDIA DE LA CRÍTICA: 82/100

viernes, 17 de julio de 2020

MARGO PRICE: MUCHO MÁS QUE UN RUMOR...


MARGO PRICE ha regresado con su tercer álbum de estudio titulado THAT'S HOW RUMORS GET STARTED y tiene una vuelta bastante complicada si tenemos en cuenta las excelentes críticas cosechadas por sus dos álbumes anteriores. All American Made (2017), el disco que le precede, ha sido mencionado por medios como Esquire, Pitchfork y Billboard como uno de los mejores discos de la década. THAT'S HOW RUMORS GET STARTED tiene unos credenciales excelentes. A priori, nada debería fallar. Aunque nos encontramos algunos cambios sustanciales. Los más importantes: cambio de productores y de sello discográfico. Esta vez las canciones han sido producidas por Sturgill Simpson, -amigo de Price y con carreras musicales paralelas- y co-producidas por David Ferguson y la propia Margo Price. La composición de las canciones corren a cargo de la artista con la colaboración de su marido Jeremy Ivey -una de las cosas que no han cambiado- y se ha rodeado de una banda de músicos legendarios para la grabación del disco: El guitarrista Matt Sweeney, el bajista Pino Palladino, el batería James Gadson y el teclista Benmont Tench. Además de Sturgill Simpson y la colaboración del coro de gospel de Nashville presente en algunos de los cortes.



Uno de los motivos por los que este trabajo nos gusta a pesar de que no ha resultado ser una obra maestra como sus discos anteriores, es porque en esos discos podíamos apreciar que Margo Price había hecho bien los deberes, había mamado mucho Country y muy bien, honraba a todos sus referentes que seguro que se sintieron muy orgullosos del resultado. Pero esta vez nos encontramos a una Margo Price mucho más cercana, creemos que se ha relajado con los academicismos y es mucho más persona que músico en este álbum. Es un trabajo muchísimo más personal. Como dato anecdótico, estaba embarazada de su hija Ramona en el proceso de grabación y, como no, el tema de la maternidad es uno de los tantos temas que toca este trabajo. También nos cuenta cosas sobre la gentrificación de su Nashville, anécdotas y mitos del estrellato e incluso le queda un espacio para hablar del tema del momento; la crisis sanitaria mundial que estamos padeciendo. 
Como era de esperar los críticos no se han llegado a cargar este trabajo en su gran mayoría, pero están muy lejos de decir las maravillas que dijeron de sus trabajos anteriores. Era de esperar. Nosotros estamos convencidos de que al público le va a gustar mucho más este álbum que los anteriores. Precisamente por su cercanía. Aún así su media crítica no ha sido del todo baja, un 81 sobre 100 frente al 82 sobre 100 de All American Made (2017)  y del 86 sobre 100 de Midwest Farmer's Daughter (2016). La puntuación más alta recibida por THAT'S HOW RUMORS GET STARTED es de un 83 sobre 100 de Variety y la más baja un 63 sobre 100 por parte de Pichfork, el mismo medio que la coronó con sus trabajos anteriores y Pitchfork sí que se ha cargado este disco. Está claro que la prefieren mucho más como la músico aventajada y alumna aplicadísima de sus discos anteriores. A nosotros nos gusta mucho cuando estos músicos tan buenísimos e intocables se humanizan, así que no nos queda otra que ponerle un merecidísimo 89 sobre 100 y reivindicar este trabajo aunque solo sea por llevar la contraria a los listillos de turno. 


VALORACIÓN EXQUISITECES: 89/100

MEDIA DE LA CRÍTICA: 81/100

miércoles, 8 de julio de 2020

EL MEJOR TRABAJO DE RAY LAMONTAGNE


Ya sabéis que RAY LAMONTAGNE es uno de nuestros artistas fetiches y siempre hemos hablado de cada uno de sus trabajos. Hoy os presentamos su octavo álbum de estudio: MONOVISION y tenemos una muy buena noticia. El RAY LAMONTAGNE que más nos gusta ha vuelto. Lamontagne comenzó con Supernova (2014) un viaje experimental a través de la psicodelia y el rock que terminó con Part Of The Light (2018). Fueron tres discos muy arriesgados, entre los que siempre destacaremos Ouroboros (2016). Durante ese viaje Ray Lamontagne estuvo muy bien acompañado por Dan Auerbach o Jim James




En MONOVISION viaja completamente solo. Tenemos un álbum 100% Ray Lamontagne. Lo podéis ver en la portada del disco donde se lee: "Produced, Engineered, Written & Performed by Ray Lamontagne". Y lo comprobaréis en la primera escucha. El resultado es una jodida maravilla. Una pequeña gema de la música contemporánea. Realmente este trabajo sí que se puede vender como la vuelta de Lamontagne a sus orígenes. Aunque es infinitamente mejor a todo lo que conocemos de sus orígenes. Nos ha recordado a mucha gente que son claros referentes para nosotros: Van Morrison, Donovan, John Denver, incluso al mejor Ryan Adams y es un trabajo que recoge las más bellas y mejores baladas de lo que llevamos de este 2020 criminal. 
 



Sinceramente, esperábamos mucho más por parte de los críticos. Porque este disco es todo un acontecimiento por muchísimos motivos. Pero con Lamontagne la crítica siempre ha sido algo tacaña, ocurre lo mismo con Sam Beam (Iron & Wine) que es otro de nuestros intocables. MONOVISION ha alcanzado un promedio de 80 sobre 100 y es la mejor puntuación obtenida por un disco suyo empatando con Ouroboros (2016) y es que medios como American Songwriter, Mojo o AllMusic han sido unánimes con el 80 sobre 100 a excepción de Uncut y Exclaim! que han optado con un 70 sobre 100. Nosotros ya dijimos todo lo que teníamos que decir de Ouroboros (2016) que, por supuesto, es un gran disco. Pero MONOVISION nos gusta mucho más porque es más auténtico, más intimista y más real en muchos sentidos. Y no solo es una cuestión de gustos, nos parece también mejor disco. Probablemente, el mejor trabajo de la carrera de Ray Lamontagne. ¿Y sabéis qué? Que de perdidos, al río. ¡Otro 100 sobre 100 que damos! Y ya van ocho... No nos gustaría que os llevarais la impresión de que el Coronavirus nos está ablandando. Pero es que este fantástico trabajo no se merece menos nota. Y ya que nos hemos visto obligados a reducir la cantidad de entradas a la semana, qué menos que ofrecer calidad.




MEDIA DE LA CRÍTICA: 80/100

VALORACIÓN EXQUISITECES: 100/100

jueves, 2 de julio de 2020

HAIM: UNA PÁGINA EN LA HISTORIA DE LAS MUJERES EN LA MÚSICA.


Cuando descubrimos a HAIM con su excelente álbum debut Days Are Gone (2013) y las seguimos después en su no menos interesante segundo trabajo Something To Tell You (2017) supimos que estas tres hermanas habían venido para quedarse y que si seguían manteniendo ese nivel de talento y trabajo, no tardarían en darnos ese gran disco del que todo el mundo hablaría. Y ese momento ha llegado con WOMEN IN MUSIC PT. III. Un álbum del que se han conocido muchos adelantos desde el año pasado ya que que su salida prevista para el mes de Abril se retrasó por culpa del Covid-19 y ha sido este fin de semana cuando por fin ha visto la luz.




El título del álbum puede parecer pretencioso, pero es bastante certero. Porque HAIM, sin prisas, han escrito una página en la historia de la música contemporánea hecha por mujeres. A todo lo que hemos contado de ellas anteriormente sobre la cantidad de referentes con los que juegan, añadiremos nuevos referentes. Algunos más clásicos como Joni Mitchell y otros más recientes como Sheryl Crow.
Las letras nos contarán historias de relaciones muy locas o fallidas y todo a lo que una mujer tiene que enfrentarse en el Siglo XXI. De nuevo, la producción musical del disco juega un papel importantísimo y creemos que es el 75% del éxito de las Haim, para ello vuelven a ejercer como autoras de las canciones y como productoras musicales y vuelven a contar con la ayuda de Rostan Batmanglij de Vampire Weekend -Danielle Haim colaboró en su último álbum- y el reputado mezclador Ariel Rechtshaid.




Tenemos que confesar que se trataba de un disco muy esperado para nosotros y llevamos escuchándolo en bucle desde que lo recibimos. Realmente puede sorprender la nota que vamos a darle, porque es de esos discos que de primeras, todo fluye con mucha naturalidad y parece que es muy fácil de hacer. Los que llevamos en esto media vida, sabemos que no es nada fácil. Y parece que no somos los únicos. Los críticos han dado buena cuenta de ello con sus puntuaciones. Para NME, The Telegraph, The Independent y The Guardian -Sí, lo están leyendo bien, The Guardian- WOMEN IN MUSIC PT. III es uno de los mejores álbumes de lo que llevamos de año y lo certifican con una nota de 100 sobre 100. Así hasta unas veinte reseñas más con críticas positivas cuya nota más baja es un 70 sobre 100 por parte de No Ripcord y Under The Radar. La media final un 88 sobre 100 que es una muy buena media.
Puede que precisamente este 2020 que es un año horrible para casi todo, estemos dando puntuaciones más altas que ningún otro año. Luego nos tocará pelearnos para ajustar todos esos discos empatados a 100 en la lista de Diciembre (si llegamos vivos). Pero sería deshonesto por nuestra parte no darle el 100 sobre 100 que se merece a este WOMEN IN MUSIC PT III solo por una cuestión de cupos. Las Haim merecen estar en el Top10 con este trabajo y seguramente lo estarán.





VALORACIÓN EXQUISITECES: 100/100

MEDIA DE LA CRÍTICA: 88/100


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...