NUESTROS CÓMPLICES:

lunes, 19 de noviembre de 2018

EL REGRESO DE MUMFORD & SONS.


MUMFORD & SONS regresan con DELTA su cuarto álbum de estudio después de dejarnos con la incógnita de lo que pasaría con ellos tras su incursión fallida en el pop rock con Wilder Mine (2015) un disco bastante mejor de lo que dijimos en su día. Porque fuimos implacables con ellos. No podíamos soportar que los responsables de la revitalización de la música Folk y artífices  de la oleada de grupos folkies de principios de esta década, se atrevieran a dar carpetazo y nos viniesen con otra cosa distinta. Nunca se lo perdonamos. 
Ahora es tarde para retroceder en el tiempo y hacer un tercer disco Folkie como si Wilder Mine (2015) hubiera sido un sueño y ellos lo saben. Por eso DELTA es un disco Folk-Pop y quizás encaje mejor en su marco espacio-temporal que si hubiesen vuelto con una réplica exacta de sus dos primeros trabajos. Lo que está claro es que existe voluntad de remontar una carrera que prometía mucho más que lo que ha dado. Y para ello han contado con el productor del momento: Paul Epworth que ha realizado un excelente trabajo en DELTA. Solo por la producción de Epworth las notas de los críticos deberían haber sido mucho mejores.




Porque lo de la crítica ha sido para analizarlo aparte, es cierto que MUMFORD & SONS se reparten admiradores y haters, incluso entre los críticos. Porque no se entiende la disparidad de las notas recibidas. Si para The Telegraph este disco es un 100 sobre 100 y para Paste Magazine (85); American Songwriter (70) y Consequence Of Sounds (67)… Luego existe otro sector de la crítica que los ha rematado con unas puntuaciones bajísimas: NME, The Independent y Uncut (60); AllMusic (50) y DIY, Rolling Stone, Spin y The Guardian (40). Con estas notas la media se ha resentido bastante y ha quedado reducida a un mísero 57 sobre 100. Tres de puntos más que Wilder Mine (2015) que obtuvo un 54 sobre 100
Es cierto que DELTA nos da una cierta sensación de irregularidad. Pero ni es un mal disco, ni siquiera un disco fallido.
Los últimos cortes, casi todos baladas, estamos seguros que como canciones individuales funcionarán muy bien. Pero escucharlos todos seguidos uno tras otro se hace cuesta arriba. Pero como comentábamos antes, la producción de Epworth es un plus y hay escondidas un buen puñado de buenas canciones. No estamos de acuerdo con el 100 sobre 100 de The Telegraph porque se les ve un tanto perdidos, pero se nos caería la cara de vergüenza puntuarlos con un 60 sobre 100, porque no lo merecen. Así que nuestra puntuación va a ser de 78 sobre 100. Creemos que es la puntuación más justa. Aunque ya sabéis que siempre apelamos a vuestro propio criterio. Lo que digan los críticos o lo que digamos nosotros solamente es orientativo. Vosotros tenéis la última palabra.






VALORACIÓN CRÍTICA: 57
VALORACIÓN EXQUISITECES: 78
VALORACIÓN LECTORES: -

viernes, 16 de noviembre de 2018

MARIANNE FAITHFULL VUELVE A CONMOVERNOS.



Existen muchísimos artistas veteranos que sobreviven editando discos alimenticios en los que dan a su público lo que esperan de ellos y se les perdona precisamente por la veteranía y el cariño que se les tiene. MARIANNE FAITHFULL podría ser una de esas veteranas que graban un disco cada vez que quiere sanear sus cuentas y seguramente seguiríamos admirándola profundamente. Pero no es el caso. La FAITHFULL nos ha sorprendido (y conmovido) con su vigésimo primer álbum de estudio titulado NEGATIVE CAPABILITY. Un trabajo que habla con muchísima honestidad sobre temas universales como el amor, la soledad, el terrorismo o la muerte y no necesariamente en ese orden. La producción viene de la mano de Rob y Warren Ellis y de Head y musicalmente es un auténtico prodigio de una belleza que eriza la piel.
Se ha regrabado un tema de Bob Dylan titulado It's All Over Now, Baby Blue y se han recuperado (y regrabado también) dos viejas canciones del repertorio de la Faithfull: Witches Song y As Tears Goes By. El resto son canciones inéditas co-escritas por la autora y viejos amigos y compañeros de viaje como Mark Lanegan, Ed Harcourt y Nick Cave. Los dos últimos en los créditos del disco también como colaboradores musicales. El disco se presenta en dos ediciones, una convencional con diez cortes y otra Deluxe con tres cortes más. Recomendamos la edición Deluxe




Como era de esperar, los críticos están encantados con este trabajo que se publicó el pasado 2 de Noviembre y ha cosechado una media de 87 sobre 100 -Según Metacritic- basada en once reseñas. A continuación las más significativas: The Observer, MusicOMH y Mojo (100); Clash Music y Classic Rock Magazine (90); The 405 (85); The Guardian, Uncut y Q (80); Rolling Stone y AllMusic (70).
Para nosotros este disco es un claro 95 sobre 100 una de esas grandes sorpresas que no te esperas y que nos regala el genio creativo de una mujer de 71 años que sabe perfectamente los resortes que debe tocar para emocionar sin cargar las tintas y sin aspavientos. Todo un referente para generaciones venideras.




VALORACIÓN CRÍTICA: 87
VALORACIÓN EXQUISITECES: 90
VALORACIÓN LECTORES: -

miércoles, 14 de noviembre de 2018

ROBYN: CUANDO EL ÉXITO SABE A MIEL.


Es imperdonable que nunca hayamos hablado de ROBYN en Exquisiteces. Es cierto que cuando esta compositora, intérprete y productora sueca irrumpió en la música la pusimos en cuarentena porque tuvimos la impresión de que sería flor de un día. Pero disco a disco y año tras año, ha acabado por hacerse un nombre y un lugar importante en la música Techno, para terminar tapando las bocas de los que teníamos esos prejuicios iniciales. Prejuicios que, por otro lado, no nos los inspiraba la propia Robyn si no la música Techno y Dance en general, porque son géneros que durante un tiempo se convirtieron en un coladero de bandas y artistas muy efímeros. 
ROBYN no publicaba un larga duración desde Body Talk (2010) aunque entre el 2013 y el 2016 publicase varios interesantes Eps, quizás por eso no se tenga la sensación de que han pasado ocho años entre Body Talk (2010) y HONEY.
¿Qué encontraremos en HONEY? pues el mejor y más depurado Techno impreso con la elegancia que tienen todos estos artistas suecos que son auténticos magos y han escrito una página aparte en la historia del pop contemporáneo. Lo único que no nos gusta es que para tardar ocho años, vuelva con un disco que se adscribe a la nueva moda de los discos de las nueve canciones que tanto hemos criticado otras veces. Por lo demás, el disco es de esos de escucharlos en bucle (con el mando a distancia del reproductor cerca). Y si leemos los créditos encontramos nombres cinco estrellas, como el del productor sueco y co-escritor de algunos de los temas de HONEY, Klas Åhlund responsable del éxito de algunos discos de Madonna, Katy Perry, Kylie Minogue o Britney Spears. Tambien producen y co-escriben Joseph Mount, Mr Tophat y Adam Baimbridge, así como la propia Robyn.




En cuanto a la crítica... HONEY era un disco muy esperado que ha despertado muchísimo interés y la puntuación según Metacritic ha sido de 89 sobre 100 basada en 22 reseñas. A continuación algunos de los medios más significativos que se han pronunciado: The Telegraph y The Guardian (100); PopMatters, Rolling Stone, AllMusic, MusicOMH y Paste Magazine (90); Chicago Tribune (88); Pitchfork (85); Resident Advisor (84); Consequence of Sound (83); Slant, DIY, Class, Spin, The Observer, Q, Exclaim, The Independent y NME (80) y Drowned In Sound (70).
Para Exquisiteces este disco es un 78 sobre 100 porque si encima de que solamente son nueve canciones, los cortes Nº7 y Nº8 titulados Between The Lines y Beach2k20 respectivamente, terminan siendo insoportables y los acabas pasando con el mando a distancia de tu reproductor, pues esto se queda en un Ep de siete cortes. Eso sí, esos siete cortes nos parecen los suficientemente buenos como para justificar nuestra puntuación.





VALORACIÓN CRÍTICA: 89
VALORACIÓN EXQUISITECES: 79
VALORACIÓN LECTORES: ?






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...