NUESTROS CÓMPLICES:

miércoles, 15 de mayo de 2019

PRESENTANDO A CAROLINE SPENCE.


Este año estamos dosificando un poco el Country y la Americana porque el año pasado parecía que nos habíamos especializado en los géneros. Aunque siempre que vea la luz un disco como MINT CONDITION de CAROLINE SPENCE haremos un hueco para hablar de él.
Para quien no la conozca, CAROLINE SPENCE es una joven cantante y compositora afincada en Nashville que de lo indie que es ni aparece en Wikipedia, a pesar de que estamos hablando de su tercer álbum de estudio y el primero para el sello indie Rounder.
¿Qué es lo que aporta de nuevo al género? Quizás su manera de componer, ella afirma que lanza preguntas al aire y que las respuestas las acaba hayando de los lugares más insospechados, en esta ocasión las respuestas vienen del cansancio que conlleva su propia madurez. Dependiendo de los  registros que desplliega en este trabajo nos recuerda a muchas cantantes-compositoras que nos gustan muchísimo desde Alison Krauss hasta Sheryl Crow pasando por Susanna Hoffs.



Como viene siendo habitual, un trabajo de estas características no suele tener la misma repercusión en la crítica que otros trabajos de los que suelen estar más pendientes, pero aún así cuatro medios importantes como: American Songwriter y Exclaim (90); AllMusic y Uncut (80) se han pronunciado y ahora mismo cuenta con la nada despreciable media de 86 sobre 100 por parte de la crítica. Y es que parece que la sombra inspiradora de Kacey Musgraves a la hora de interiorizar las composiciones se expande y no solo en el Country. Para nosotros este trabajo que seguramente nadie recordará en Noviembre cuando se hagan las listas es un 93 sobre 100 y nosotros sí que lo queremos para la nuestra. Porque es de una gran belleza lírica, es evocador y es nostálgico pero todo ello de una manera natural, sin necesidad de cargar las tintas. Las canciones fluyen y consiguen tocarte y hacerte reaccionar. Toda una delicia que tenía que estar en un blog que se llama EXQUISITECES.




VALORACIÓN EXQUISITECES: 93

MEDIA DE LA CRÍTICA: 86

lunes, 13 de mayo de 2019

WEYES BLOOD: ARTE PURO.


Detras de WEYES BLOOD encontramos a la intérprete y compositora americana Natalie Mering (Santa Mónica, California) que ha publicado recientemente su cuarto álbum de estudio titulado TITANIC RISING por primera vez con el sello indie Sub Pop. Mering ya había llamado la atención de la crítica con sus trabajos anteriores. Pero esta vez ha llegado el momento de la consagración y el reconocimiento. Porque estamos convencidos de que este trabajo solo va a cosechar nominaciones a premios, menciones especiales, además de aparecer encabezando todas las listas importantes de los mejores álbumes del 2019.
Estamos hablando de un disco etiquetado como Dream Pop o Baroque Pop -etiquetas que nos gusta poco utilizar porque la mayoría de las veces son contraproducentes y generan prejuicios-







… y para los que nos siguen desde el principio y les gusta nuestra manera "peregrina" de explicar las cosas diremos que Natalie Mering posee una voz que recuerda mucho a Karen Carpenter o a Rumer dos artistas que por su sello, se vieron abocadas a tener un estilo muy marcado y encasillado entre pop clásico y jazz vocal, como si sus voces estuvieran predestinadas para hacer solamente eso. En el caso de la Carpenter no fue culpa suya, su tiempo jugó un papel importante en que fuera así. Rumer no, Rumer adoptó ese estilo por decisión propia. Mering abre una gran horquilla de posibilidades y demuestra que con una bella voz como la de ellas se pueden hacer cosas muy distintas y en otros estilos y registros bastante más modernos. Porque siempre podría recurrir a lo clásico, si quisiera, y con ella aprendemos la lección de que, afortunadamente, en música existen muy pocas barreras.
Todos los cortes del disco están compuestos por la propia Natalie Mering y han sido producidos y mezclados a cuatro manos entre las suyas y las de Jonathan Rado (Foxigen).





En cuanto a la crítica, ya dijimos que este disco encabezará listas de lo mejor del año si de aquí a Noviembre no aparecen otros que le hagan sombra. De las 25 reseñas escritas ya hay tres medios que piensan que TITANIC RISING es uno de los mejores álbumes del año con sus 100 sobre 100 y a eso sumamos que no ha obtenido una nota inferior a 80 sobre 100. El resumen queda más o menos así: Mojo, The Record Collector y The Independent (100); The Line Of Best Fit (95); Paste y A.V. Club (91); AllMusic, Variety, Uncut, Tiny Mix Tapes y No Ripcord (90); Pitchfork, The 405 y Under The Radar (85); PopMatters, Q Magazine, DIY, The Observer, Rolling Stone, NME y Exclaim (80). Lo que termina siendo una media nada desdeñable de 91 sobre 100.
Para nosotros también es un disco de 100 sobre 100 y es el tercero que puntuamos con esta nota en lo que llevamos de año. ¿Por qué lo hemos puntuado con la nota más alta? Porque nos parece una propuesta sorprendente, fresca, novedosa y casi artesanal y porque las canciones poseen unos cimientos muy sólidos y todos los elementos que terminan de construirlas son arte puro. Dentro de muchos lustros, discos como este serán a la música lo que es hoy cualquier partitura de Mozart o Beethoven.





VALORACIÓN EXQUISITECES: 100

MEDIA DE LA CRÍTICA: 90

miércoles, 8 de mayo de 2019

ALDOUS HARDING RECOLECTANDO GEMAS.


En el 2017 gran parte de la prensa especializada consideró que Party (2017) de ALDOUS HARDING (Nueva Zelanda, 1990) fue el mejor disco de ese año. En ese momento, nosotros apreciamos su calidad y efectivamente, estábamos de acuerdo en que se trataba de un gran disco. Pero se tuvo que conformar con un puesto Nº35 de nuestra lista. Sinceramente, no nos arrepentimos de que no alcanzase nuestro TOP10. Porque sabíamos que era demasiado pronto para ALDOUS HARDING y que vendría con mucho más y mejor. 
DESIGNER es su tercer álbum de estudio y vuelve a contar con John Parish, el productor de su aclamado álbum anterior. Cuenta que durante el Tour de Party compuso estas nuevas canciones y a la vuelta se encerró con el productor a grabarlas, pasaron quince días de grabación y diez de mezclas y el resto es historia. Aldous Harding no solo lo ha vuelto hacer, ha mejorado considerablemente y ya podemos hablar de promesa cumplida.
El estilo sigue siendo alt folk y tiene mucho que ver con lo que nos ofrecía en Party (2017), solo que mucho más austero, en Party (2017) se apreciaba cierta tendencia al minimalismo pero también podías encontrar coros infantiles en uno de los cortes o la colaboración de Perfume Genius en otros. En DESIGNER se prescinde de muchos elementos pero existe tantísima riqueza en cada uno de los cortes, que tampoco sería correcto hablar de minimalismo. Sí de intimismo o incluso de magnetismo porque Aldous Harding se corona como la compositora más misteriosa y carismática del panorama con este álbum.




La crítica está entusiasmada con este trabajo. Ya hay tres medios que con sus 100 sobre 100 consideran que es uno de los mejores álbumes del 2019 y solamente un medio la ha puntuado más bajo de 80. Estas son algunas de las puntuaciones más importantes de las diecisiete reseñas que se han publicado hasta el momento: The Independent, Q Magazine y The Skinny (100); The Quietus y Allmusic (90); Uncut, Mojo, The Guardian, Rolling Stone, DIY, NME, Exclaim y Pichfork (80) y The 405 (60) lo que se convierte en una excelente media de 88 sobre 100, siendo uno de los trabajos mejores valorados del año.
Nosotros lo tuvimos claro desde la primera escucha. Esto es un 100 sobre 100 porque tiene todo lo que estamos buscando en un buen disco, es toda una masterclass musical de canciones atemporales que siempre van a funcionar.




VALORACIÓN EXQUISITECES: 100

MEDIA DE LA CRÍTICA: 88



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...