NUESTROS CÓMPLICES:

lunes, 24 de abril de 2017

KAREN ELSON Y EL PESO.


KAREN ELSON es una de esas intérpretes-compositoras que lleva una mochila a sus espaldas que pesa como una losa. El lastre de haber tenido un pasado como Supermodelo, sumado al de haber sido "la señora de" Jack White que fue su padrino musical cuando debutó hace siete años. Con ese handicap, es muy normal que se tengan ciertos prejuicios con su música y que necesite más tiempo para ser reconocida como músico que otras cantantes-compositoras similares, pero de orígenes diferentes.
Hay muchos que nunca han valorado musicalmente la figura de Patti Scialfa, sólo por ser la esposa de Bruce Springsteen, y es una gran músico. Y eso que Patti Scialfa nunca fue Supermodelo anteriormente. Porque, desgraciadamente, es una profesión que acaba convirtiéndose en un estigma para muchas de ellas, cuando intentan reciclarse en otras facetas artísticas como actrices, intérpretes, músicos o escritoras... Y no son tomadas en serio.


Es cierto que cuando KAREN ELSON debutó con The Ghost We Walk (2010) la influencia de su entonces marido, Jack White se palpaba en cada uno de sus cortes. Pero en el presente, en este nuevo trabajo titulado DOUBLE ROSE se puede decir que ha huído de esas influencias todo lo que ha podido. Y, sinceramente, ha ganado muchísimo con la producción musical de Jonathan Wilson, figura habitual en los álbumes de Father John Misty, que también colabora en este disco y del que ha heredado todas esas florituras orquestales que potencian la bellísima voz de Karen Elson. Otra colaboración importante es la de Laura Marling. Y si el nombre de Marling aparece en un disco, es toda una garantía de calidad y confianza.
El resultado es un álbum bastante hermoso y debería bastar para que los prejuicios que se puedan tener, desaparezcan. Y que esa mochila tan pesada de la que hablábamos al principio, termine en el fondo del océano.
Nosotros creemos que con DOUBLE ROSE, ha llegado el momento de reconocerle a KAREN ELSON ciertos méritos que no se le han reconocido antes. Elson por fin ha encontrado su identidad musical y estamos ante el verdadero principio de una carrera más que prometedora.


viernes, 21 de abril de 2017

LA REINVENCIÓN DE IMELDA MAY.



“La vida cambió. Amo los álbumes que hice en el pasado. Eran coherentes mostrando la persona que yo era. Pero eso es el pasado… Ahora soy así”
IMELDA MAY

Ella no lo ha podido explicar mejor con esas tres frases. IMELDA MAY cerró una brillante etapa que la convirtió en todo un referente del Rockabilly con Tribal (2014) y ahora empieza una nueva vida musical con LIFE.LOVE.FLESH.BLOOD, un álbum en el que explora géneros como blues, soul, gospel, folk, rock con el material más auténtico y personal de su carrera.
Los amantes del Rockabilly deben estar dándose cabezazos contra las paredes y les costará aceptar este cambio, si es que son capaces de asimilarlo algún día. Pero seamos honestos, en Tribal (2014) ya se atisbaba cierto desgaste y a una Imelda May muy encorsetada y atrapada, deseando probar nuevos registros. Seguir por ese camino hubiese sido repetirse, hacer discos mediocres -Porque no todos iban a ser tan buenos como los dos primeros- o terminar versionando los clásicos del género. Y el talento de esta mujer está muy por encima de cualquier limitación impuesta por la pureza del Rockabilly.



Uno de los motivos que suponemos que ha facilitado esta evolución y apertura hacia otros registros, ha sido su ruptura amorosa y profesional con el guitarrista y compositor Darrel Higham, su marido durante trece años y una pieza clave en la carrera de May, de la que ella ya habla en pasado.
En LIFE.LOVE.FLESH.BLOOD, a priori, Imelda May ni siquiera parece estar en su zona de confort. Ya no está protegida por su banda o su marido. Se muestra ante el mundo sola y fuerte, a la vez que vulnerable, con una colección de canciones compuestas por ella misma que alcanzan altas cotas de intimismo y reflejan quien es Imelda May realmente. A eso, tenemos que sumar que ha tenido la suerte de contar con la producción de T Bone Burnett que ha hecho verdaderas maravillas en otras ocasiones para artistas como Rhiannon Giddens y esta vez vuelve a acertar de pleno consiguiendo mostrarnos a una Imelda May fascinante, todo un ser de luz. Colaboran también nada menos que Jeff Beck y el virtuoso del piano Jools Holland.



El veredicto para este blog, que os recuerdo que se llama EXQUISITECES, es que estamos ante el mejor álbum de la carrera de Imelda May. No pretendemos con esto desdeñar sus magníficos primeros trabajos de su época Rockabilly que poseían una frescura y exotismo que quizás haya perdido. Pero es que se trata de una colección de canciones excelentes de producción impecable, nuevos registros vocales que no le conocíamos y que nos encantan. Además de una sensibilidad que traspasa cada uno de los cortes. Un must en toda regla que recomendamos encarecidamente desde aquí.
El cd está disponible en dos ediciones. Nosotros recomendamos la edición Deluxe que añade cuatro cortes inéditos a la edición convencional. 



miércoles, 19 de abril de 2017

MICHELLE BRANCH PARTIENDO DE CERO.


A principios de este milenio surgieron una oleada de jóvenes compositoras e intérpretes multiinstrumentistas a las que la prensa vaticinó un futuro más que prometedor. Se nos ocurren ahora mismo los nombres de Avril Lavigne, Vanessa Carlton o Michelle Branch; Lavigne ha sido la eterna adolescente a la que su discográfica no le permitió crecer durante dos décadas. Vanessa Carlton sobrevivió a su hit planetario A Thousand Miles y ha gozado de una más que respetable carrera en la que nos ha podido demostrar que aquel éxito de sus inicios no fue una coincidencia. Pero... ¿Qué ocurrió con MICHELLE BRANCH?
A priori, Michelle Branch era un caballo ganador. Con tan solo 17 añitos fue fichada por Maverick -Discográfica de Madonna y filial de Warner Bros- y consiguió un par de hits con Everywhere y All You Wanted para su álbum The Spirit Room (2001) además de que la crítica la tomara en serio siendo tan joven. 


Aunque no sería hasta el 2002 cuando su nombre iría ligado al de Santana y su multipremiado disco de colaboraciones Shaman, siendo The Game Of Love otro hit planetario que además de sonar hasta el hartazgo, le proporcionó un Grammy. Un año después, editó Hotel Paper (2003) que consiguió colocar en las primeras posiciones de las listas de medio mundo y algún que otro single que machacar en las radiofórmulas de la época.
Michelle Branch nunca se desvinculó de la música. Posteriormente formó The Wreckers junto a su amiga Jessica Harp y grabó dos álbumes entre 2004 y 2007 de máxima repercusión en USA y completamente nula en Europa. Por eso existe una laguna de tiempo entre el oyente medio español que había perdido su pista desde sus hits Are You Happy Now? o Breath (2003), hasta el 2009 justo cuando Branch colabora con Chris Isaak en el tema I Lose My Heart de su disco Mr Lucky.



En el 2010 Michelle Branch reaparece con un Ep y la promesa de que editaría pronto un largo. No ha sido hasta abril de este año cuando por fin se ha editado HOPELESS ROMANTIC.
Y qué decir de este trabajo... Puede que para los americanos resulte más fácil ubicar este disco de Michelle Branch porque ellos si recuerdan su carrera completa, ya que sus álbumes tanto en solitario como con The Wreckers han estado en lo más alto de sus listas, además de que Michelle Branch ha compuesto canciones para otros intérpretes. Pero para el oyente medio europeo (y español) cuyos únicos referentes son sus hits Everywhere y The Game Of Love de los que han pasado dieciséis y quince años respectivamente. Es como partir de cero y redescubrirla. Branch abandona su etapa Country con The Wreckers y regresa al pop-rock de sus inicios. Pero ni aún así van a relacionar esas canciones y a esa cantante del pasado, con lo que van a escuchar (y ver en los vídeos) en el presente en HOPELESS ROMANTIC, que por otro lado, es un disco con grandes momentos que está recibiendo críticas muy positivas. Pero mucho nos tememos que si los blogs no lo reseñamos como merece, puede pasar totalmente desapercibido en España y sería una auténtica lástima.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...