NUESTROS CÓMPLICES:

lunes, 17 de noviembre de 2014

DEMASIADO TIEMPO SIN DAMIEN RICE


Ocho años son demasiados para desaparecer. Nace y muere gente. Y los niños se hacen hombres en un periodo de tiempo como ese, que incluso puede parecer relativamente corto si medimos otros aspectos. Hay artistas como Peter Gabriel o Fiona Apple a los que les ha ido bien desapareciendo y reapareciendo cada siete u ocho años, siempre geniales. Y todo parece indicar que a Damien Rice también le va a ir muy bien.
Pero esperábamos tantísimo de él... Que en estos ocho años nos hubiese dado como mínimo tres álbumes más, tan buenos como O y 9 Crimes. Tanto... Que no sabemos muy bien como tomarnos este MY FAVOURITE FADED FANTASY
No nos malinterpretéis, el disco producido por ese genio que es Rick Rubin, es una obra maestra contemporánea. Pero en este blog no le perdonamos a Rice que vuelva después de tanto tiempo con ocho únicas canciones. ¿Qué ha hecho?, ¿Componer una por año?


La crítica se ha quitado el sombrero y dicen que es uno de los mejores álbumes del 2014 y el mejor de su discografía. Mejor incluso que O que contenía canciones míticas como The Blower's Daughter
A nosotros nos es complicado hacer ese dictámen porque O es uno de nuestros discos de cabecera y nos lo sabemos desde el primer corte al último. A pesar que han pasado años, sigue siendo uno de nuestros discos favoritos de la música contemporánea reciente. Y es muy difícil competir con eso. Aunque no dudamos que pronto nos sabremos estas nuevas ocho canciones. Y que el disco, de entrada, nos parece mejor que excelente y muy por encima de la media de lo que se ha hecho este año. 
Echamos de menos uno de esos dúos con alguna voz femenina que tan bien realzaba la voz de Rice. Porque todos sabemos que su historia con otra de nuestras musas, Lisa Hannigan, acabó fatal. Y fue determinante en esta larga ausencia. Y nos dá que si esa voz femenina no está, es porque la magia y la química de Rice con Hannigan es irrepetible con otra intérprete. -Aunque Hannigan ha cantado después con Ray Lamontagne y Glen Hansard y si bien es cierto que no ha sido lo mismo que con Rice, no han funcionado mal- 
De todas formas la ex de Glen Hansard, Marketa Irglova toca el piano en el corte Nº6 y le hace los coros en el corte Nº8. Creo que esta colaboración es el principio, pero con el tiempo es probable que Irglova ocupe el lugar de Hannigan. También participa la violinista irlandesa Cora Venus Lunny que además de tocar la viola y el violín, hace los coros en tres de los cortes. Pero sólo son coros, las voces femeninas no tienen el protagonismo de sus discos de antaño con Lisa Hannigan.
El single de presentación es I DON'T WANT TO CHANGE YOU una sentidísima balada -como no podría ser de otra manera- en la que una vez más Rice traspasa la propia canción con su sensibilidad.



Y en este vídeo podéis escuchar el álbum entero...


Sinceramente, son ocho cortes fundamentales. Pero si tuviésemos que elegir nos quedaríamos con The Box que es una de esas canciones en la que la emoción va in crescendo, hasta que acabas con un nudo en la garganta. O con Trusty and True por su arquitectura y sus reminiscencias celtas en los coros. O con My favourite faded fantasy y su falsete... Es un disco que merece la pena tener.

DISCOGRAFÍA SELECCIONADA

-O (2002)
-9 Crimes (2006)
-My Favourite Faded Fantasy (2014)

PÁGINA OFICIAL

http://www.damienrice.com/




De entrada, un disco con los nombres de DAMIEN RICE y Rick Rubin en los créditos no puede ser malo. De hecho, este año varias de las producciones de Rubin probablemente entrarían en nuestro Top 10 de lo mejor del 2014. Y en lo más alto, probablemente estaría este MY FAVOURITE FADED FANTASY que no vamos a añadir mucho más de lo que hemos dicho en la entrada. Es una OBRA MAESTRA. Una nueva aportación de Damien Rice a la música de este siglo. 
Sólo esperemos que no tarde otros ocho años en volver.

10 comentarios:

Scout Finch dijo...

Demasiado tiempo sin Damien Rice y sin comentarte, aunque como has podido comprobar tengo la blogosfera bajo mínimos y no sé cuándo volveré a retomarla.

Pero no podía pasar sin comentar este post, y es que el disco me llegó al alma desde primera escucha uno de estos días lluviosos que tuvimos la semana pasada. Pura emoción, tanto por su voz, como por sus letras, como por sus arreglos. Canciones completas y bien hechas, bien producidas, en un disco cuidado hasta el último detalle. Cierto es que ha tardado lo suyo, pero este trabajo bien ha merecido la pena la espera. Será aquello de que las cosas hechas con su tiempo y su mimo, a fuego lento, al final son las mejores.

Buena elección The box, también fue una de las que más me llamó la atención al principio. Aunque el single va directo al top de canciones de este año.

Un besote!!

MIDAS dijo...

@ Scout Finch

No te preocupes cariño. Si EXQUISITECES sigue abierto no es precisamente por los comentarios que recibimos. Más bien por los seguidores de Facebook y de Blogger. Y porque las visitas no han bajado ni un ápice, aunque publique menos. Pronto haremos los dos millones de visitas.

Pero desde luego, siempre es un placer reencontrarme contigo aquí, en Facebook o donde sea. Y aunque tengas un poco apartado el blog. Ya estás haciendo un excelente trabajo en la página donde colaboras. Donde hemos migrado todos tus lectores. Así que ánimo!!!

No sé. Toda esta gente que tarda tanto tiempo en sacar disco luego se libran porque sacan auténticas obras maestras. Pero ya te digo que en ocho años pueden pasar tantas cosas... Yo mismo podría haberla palmado incluso y me hubiese quedado sin conocerlo. Así que deberíamos penalizarlos un poco por eso en nuestras críticas. Aunque es imposible con un material tan bueno.

Y con este disco me pasó una cosa muy curiosa. No paraba de leer sin querer cosas buenas de él. Y yo estaba muy cabreado por los ocho años y las ocho míseras canciones. Y venga leer más cosas buenas. Y más, Y más. Y mira que ya sabes que yo no soy de leer absolutamente nada hasta que no he escrito yo lo que me parece a mi. Pero es que un disco de Rice después de ocho años era un puto acontecimiento.

¿Pues sabes qué? Que cuando escuché el disco, lo normal es que hubiera dicho: "Bah! Pues no es para tanto". Y no fue así. Fue justo todo lo contrario. Creo que todo lo bueno que he leído se queda muy corto.

En cuanto a la producción de Rick Rubin ya sabes que este año van a aparecer al menos tres de sus producciones en muchos top 10 del año. La primera la del segundo de Jake Bugg que nosotros lo metimos en la lista del año pasado. Pero como salió a finales de Noviembre y muchas revistas ya habían cerrado es probable que aparezca en las listas de este año. Luego el nuevo de Angus & Julia Stone que es una pasada. Por supuesto que este. Y yo no sé si en las demás listas aparecerá. Pero en la de Exquisiteces sí. La cuarta producción de Rubin del año. El disco de Jennifer Nettles -La voz de Sugarland- que es también una maravilla. Pero tiene las de perder porque ya sabes... Es una tía.

Por cierto. Queda confirmado. La ruptura sentimental y profesional de Rice con Hannigan ha influído mucho en esta desaparición de ocho años. Lo he leído en diversas fuentes.

Un besazo y ya sabes que me alegra mucho tenerte por aquí.

Johnny J.J. dijo...

Pues yo no le pillo el punto para nada. Y el caso es que la canción que hubo de adelanto me gustó pero ahora se me atraganta todo. No sé, no debe ser lo mío. Aún así me sorprende eso que dices de que la crítica lo valore tanto. Un abrazo.

MIDAS dijo...

@ Johnny JJ

No sé que decirte. No conozco tu relación con Rice. No sé si te gustaron sus discos anteriores o si no te ha gustado nunca y eres de los que piensan que es un moñas hipersensible y que lleva toda su carrera llorando por las esquinas. Que es uno de los argumentos de sus detractores que, por supuesto, también tiene.

De todas formas, conociéndote como te conozco que más o menos sé por donde andan tus gustos. Creo que esto no es para ti. Te recomiendo que lo olvides y le des una escucha dentro de cuatro años y otra a los cinco años. Más o menos cuando vayas a escribir: "Los Mejores discos del 2014. ¿Por qué no?", para entonces ya estarás preparado y su digestión habrá sido mucho más fácil para ti e igual hasta te parece bueno y lo tienes en cuenta para tu lista. :)

Yo no puedo recomendarte ni decirte otra cosa, lo siento. Y me reafirmo en todo lo que he escrito en el post y en el comentario anterior.

Abrazo!

Niklodeon dijo...

Llegó ayer. La espera se me estaba haciendo eterna. Esta tarde he empaquetado a mis crías con su madre en casa de mis suegros (lo siento, familia. Hay cosas que uno tiene que hacer sólo). Cascos de alta sensibilidad conectados al 5.1. Apago las luces, agarro el mando. La anticipación, ay, la anticipación... Play.

Vaya forma de pasar un sábado por la tarde: meterse un chute de melancolía en vena. Que raros somos, querido Midas!

Y lo primero que hago al terminar de disfrutar el disco es escribir mi opinión en tu blog. Te lo debo, por todo lo que me has dado todos estos años.

Rubin está enorme. Vale, siempre está enorme, pero en esta ocasión se luce especialmente. Le gusta Rice, le gusta mucho. Lo entrelaza todo con su maestría habitual pero elevado al cubo. Cada nota, cada matiz, cada giro... se me clava en los oidos (el sonido de esa guitarra es impresionante). Nunca lo había visto mejor. Y Rice... sigue siendo Rice, después de tantos años. Eso es una virtud y un problema. Es el mismo de siempre y con eso me basta y me sobra. Soy, al igual que tú, muy fan. A mí me vale, caray si me vale. Pero no se observa evolución estilística. Este disco podría haberse editado hace 6 años, 4 años. Ok, el tipo es un genio, pero algunos alumnos aventajados le han ido ganando terreno a pasos adelantados. Digamos que ya existe una "evolución del estilo Damien Rice". De repente, el original suena ligeramente manido y trillado.

8 años son muchos para venir con la misma ropa con la que te fuiste...

MIDAS dijo...

@ Niklodeon

Me ha encantado tu comentario lleno de sentimientos encontrados. Yo opino igual que tu. Nadie que se dedique a esto puede estar ocho años sin grabar. Por muy genio que sea. Y más ahora, que cada vez surgen más jóvenes y ya son multiinstrumentistas y componiendo auténticas maravillas.
Y para el fan es una putada. Porque en estos ocho años yo podría haber muerto mil veces.

De todas formas, hay artistas a los que se le exige que innoven, que se arriesguen, que no vengan con la misma cantinela porque nos vamos a cansar de sus discos. Sin embargo, hay otros que ni se les ocurra cambiar ni un ápice. ¡Qué la tenemos! Ahí tienes a Chris Isaak que lleva haciendo el mismo disco toda la vida ¡Y es fantástico! O a las Indigo Girls que son mis lesbianas favoritas de todas, todas. Pero ya cuando tienes una edad como yo y escuchas un corte suelto de ellas, intentar ubicarlo en su disco correspondiente es todo un ejercicio de memoria que si lo consigo resolver, creo que de mayor estaré exento de tener Alzheimer.

Yo por ejemplo le exijo mucho más a un James Morrison o a un Jason Mraz y si me apuras a un Jack Johnson porque lo que hacen, si siguen por el mismo camino. ¡Me cansan! ¡Me aburren! -Morrison el que más. En el próximo disco como no se la juegue. En lo que a mi respecta, lo va a comprar Rita la Cantaora-. Pero eso no me ocurre con Damien Rice o los dos ejemplos que te he puesto antes.

Sobre " que ya existe una 'evolución del estilo Damien Rice' " ¡Espero que no te refieras a Ed Sheeran! que ha confesado reiteradamente que Rice para él es un Dios y una fuente de inspiración.
Mira... Por mucho que se hicera pajas de adolescente escuchando "The Blower's Daughter" No, No y No.

Y Rubin...

A Rubin hay que ponerle una calle, una plaza, un monumento pero ya. No te pierdas lo que ha hecho con "Angus & Julia Stone" en su último trabajo.

Sergio DS dijo...

Me gusta pero no está a la altura de lo que nos tiene acostumbrados, supongo que es lo malo de las expectativas.
Saludos.

MIDAS dijo...

@ Sergio DS

Yo sí creo que está a la altura. Pero sigo pensando que pesan muchísimo los ocho años y que su universo ya estuviese creado en "O". Y aunque este disco sea más de lo mismo, pero con muchísimos más medios y un productor acojonante. Recordemos que "lo mismo" es una obra maestra de la música contemporánea.
Por eso es normal que las expectativas sean altas con Rice. Cuando lo escuches más, lo disfrutes y olvides los prejuicios de las expectativas lo redescubrirás como otra obra maestra de la música contemporánea. Ya lo verás.

Sergio DS dijo...

Me retracto, después de pegarle unas cuantas vueltas más está a la altura e incluso lo sobrepasa, claro que se me ha hecho corto, y aunque se le perdona, te deja con la miel en los labios; razón tienes: Obra maestra.

MIDAS dijo...

@ Sergio DS

Te entiendo perfectamente. Y más nosotros que estamos escuchando tanta música al cabo del día. Hay discos que te gustan de primeras y cuando esto ocurre yo siempre digo ¡Malo! Porque te acabas aburriendo antes de ellos, mejor estos que se te resisten y los vas redescubriendo poco a poco. No quiero decir con esto que si algo no te entra que tengas que echarle voluntad y dos cojones para que te guste. U obligarte a que te guste porque cuatro hipsters snobs dicen que es muy cool ¡No! -Vamos... que no te vayas a poner con la discografía completa de Björk que ya sabemos que no es lo tuyo- Pero en el caso de este disco, las expectativas, los prejuicios y todo lo que tenemos aprendido, hay que aparcarlos para dejarse empapar por él. Sé que era un ejercicio difícil pero tu has podido hacerlo y al final has visto que es otra obra maestra.

Muchas gracias por tu sinceridad. Otros bloggers cuando se empecinan en una opinión, son muy poco flexibles a la hora de cambiarla. Vamos... que muchas veces la mantienen por un ataque de huevos y pura cabezonería aunque sepan de antemano que no tienen razón. Da gusto tratar contigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...