NUESTROS CÓMPLICES:

lunes, 23 de febrero de 2015

OSCAR 2015: GANA "BIRDMAN" EN UNA NOCHE DE PREMIOS MUY REPARTIDOS.


A lo largo del año muchos nombres de películas y actores comienzan a postularse como nominados, acaparando otros premios en festivales y certámenes. Hasta que llega el día de las nominaciones y empieza hablarse de actores favoritos y de Oscars "cantados" -como la mayoría de esta noche- que son aquellos cuyos posibles ganadores aparecen en todas las quinielas de la prensa especialicada y los blogs. Todo eso da igual. Hay algo mágico en estos premios que ni la previsibilidad más absoluta puede empañarlos. Porque cuando el actor o la actriz de turno está en el escenario leyendo los nominados, en los segundos que tarda en abrir el sobre y decir el ganador, no importan los favoritos o que el Oscar esté cantado, ni la cantidad de reconocimientos, méritos y premios que hayan acaparado los nominados a lo largo de la carrera hacia la ansiada estatuilla dorada. Tienes la sensación de que puede ganar cualquiera. Y esos segundos mágicos y adrenaliníticos es lo que nos engancha de estos premios. Y hace que trasnochemos con la esperanza de que surja la sorpresa y no salga ese Oscar "cantado" del que todo el mundo lleva hablando un mes y con el que tu no estás nada de acuerdo. Y sinceramente, cuando un nombre empieza a sonar como ganador, dificilmente hay sorpresas después. Pero no importa, esos segundos de incertidumbre habrán valido la pena.



Y nosotros estamos muy contentos porque no estaba previsto que BIRDMAN (O LA INESPERADA VIRTUD DE LA IGNORANCIA) -Título completo que acortaremos a partir de ahora cada vez que tengamos que repetirlo- triunfase en los apartados de Película y Dirección. Desde que Boyhood se alzase con el Globo de Oro a la mejor película dramática, aparecía en todas las quinielas. Y no es ningún secreto que desde estas páginas se ha apoyado a Birdman o a El Gran Hotel Budapest porque Boyhood nos parece una cinta sobrevalorada. Incluso el único Oscar conseguido para su secundaria Patricia Arquette -Vestida de Meryl Streep y menos porcina que de costumbre- nos parece bastante cuestionable.



Así que la cuenta se salda de la siguiente manera. La ganadora es Birdman con cuatro estatuillas por las categorías de Mejor película, dirección, guión original y fotografía. Cuatro estatuillas también ha conseguido El Gran Hotel Budapest en el apartado artístico -Diseño de producción, vestuario, maquillaje y peluquería y Banda Sonora Original- un empate numérico que en realidad no lo es, porque las categorías en las que ha ganado Birdman pesan algo más.
Tras los tres Oscars obtenidos por Whiplash (secundario, montaje y mezcla de sonido) todas las películas muy nominadas (Descifrando Enigma, El Francotirador, La Teoría del Todo y Boyhood) se han llevado un Oscar cada una. Podría haber sido la noche completa de Birdman si no hubiese pinchado en el apartado interpretativo. Pero pensando en la espectacularidad de la gala, es mucho más entretenida cuando los premios están muy repartidos.



En el apartado interpretativo se puede decir que los cuatro Oscars estaban cantados. En la categoría de mejor actor también sonaba el nombre de Michael Keaton en muchas quinielas, pero era complicado que ganase ante una creación como la que hizo Eddie Redmayne con el personaje de Stephen Hawkins. Además, ya sabemos que los académicos mueren por premiar interpretaciones de personajes dramáticos con handicap -Dustin Hoffman en Rain Man, Daniel Day Lewis en Mi Pie Izquierdo o Marlee Matlin en Hijos de un Dios Menor- o salidos de un biopic -Jamie Foxx en Ray, Marion Cotillard en La Vie en Rose o Philip Seymour Hoffman en Capote- y si reune las dos cosas en un mismo personaje, como en La Teoría del Todo, el Oscar está servido.



A Julianne Moore por fin le dieron ese Oscar que le debían desde hace mucho tiempo y todos lo sabíamos. Su interpretación en Siempre Alice es honesta, conmovedora y soberbia -una constante en su carrera, por otro lado-.
En cuanto a los secundarios, tanto el nombre de Patricia Arquette como el de JK Simmons llevaban sonando desde hace tiempo y, de los cuatro actores ganadores, probablemente será Simmons quien se beneficie más de este Oscar. Puede ocurrirle lo que le ocurrió a Kathy Bates y Anthony Hopkins que de ser dos nombres a los que solo los cinéfilos ponían cara, se convirtieron en omnipresentes después de ganar el Oscar. 

La Ceremonia

Lo llevamos diciendo desde hace años, lo sentimos por los cortometrajistas porque en sus categorías se cuecen los nuevos talentos y por supuesto que es una medida drástica proponer que se entreguen fuera de la ceremonia y que se incluyan en un clip de varios segundos -como están haciendo con los honoríficos o los técnicos- pero si queremos mirar por la espectacularidad de la gala, es necesario hacerlo -Y en Los Goya, ni os cuento- porque la ralentiza y alarga hasta el bostezo.


Hubiésemos preferido algún gag más de Neil Patrick Harris que los eternos agradecimientos de los cortometrajistas. Su presencia se diluía en algunos tramos. Lo mismo que se le criticó a Ellen DeGeneres el año pasado. Está claro que los Golden Globes con sujetos como Ricky Gervais o Tina Fay o Amy Phoeler son mucho más libres y se dicen más burradas que lo que suele verse en los Oscar. 



Oscars que este año debería haber sido presentados por Woopie Goldberg por aquella estupidez de que son los Oscar más blancos de la historia a colación del (merecido) ninguneo a Selma. Nosotros nos vamos a mojar con este asunto. Un actor es simplemente bueno independientemente de su raza. Si recurrimos a incluir interpretaciones de actores afroamericanos solamente por rellenar un cupo -discriminación positiva- nos encontraremos con bodrios intragables como Precious, nominadísimos -cosa que ya ha pasado-. Si Selma hubiese sido mucho más nominada, le hubieran hecho un "Color Púrpura" o solamente se habría llevado, lo que se ha llevado, el Oscar a la mejor canción. Y los hubiesen criticado por racistas igualmente.



Este gif que estáis viendo corresponde a la reacción de Meryl Streep y Jennifer Lopez ante el discurso de Patricia Arquette al recoger su Oscar que reivindicaba la igualdad salarial en Hollywood para actores y actrices. Ellos ganan muchísimo más.


Emma Stone fue una de las mejores vestidas de la alfombra roja y se fue a casa sin un Oscar de verdad, pero consiguió uno de LEGO. Digamos que su cara en la instantánea es un poema. A Ophrah, le encantó.



Mirad que trío de Lego-Oscars:




El hecho de que Lady Gaga haya aparcado el pop temporalmente y haya grabado Cheek To Cheek, el exitoso disco de corte clásico premiado con un Grammy junto a Tony Bennet, la capacita para hacer un homenaje al aniversario de SONRISAS Y LÁGRIMAS -Esa película que Christopher Plummer odia con todas sus entrañas- y convertirse en María por un día, con el beneplácito de la mismísima Julie Andrews que se deshace en elogios para la Gaga.
Que nadie se sorprenda, el registro vocal de Lady Gaga es perfecto para musicales. Los entendidos decían precisamente que para lo que no servía era para el pop. ¡Quien lo iba a decir!


Y terminamos destacando a Benedict Cumberbatch que fue el más listo de todos. ¿Qué hacer para sobrellevar una gala aburrida y que tu Oscar se lo den a otro? Darse a la bebida directamente y venir provisto desde casa. 



LISTA DE PREMIADOS

MEJOR PELÍCULA

BIRDMAN 
(O LA INESPERADA VIRTUD DE LA IGNORANCIA)


MEJOR DIRECTOR

Alejando Gonzalez Iñárritu 
por Birdman


MEJOR ACTOR

Eddie Redmayne 
por La Teoría del Todo


MEJOR ACTRIZ


Julianne Moore 
por Siempre Alice


MEJOR ACTOR DE REPARTO

J.K. Simmons 
por Whiplash


MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Patricia Arquette 
por Boyhood


MEJOR PELÍCULA ANIMACIÓN

BIG HERO 6


MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA

IDA (POLONIA) 
dir Pawel Pawlikowski


MEJOR DOCUMENTAL

CitizenFour de Laura Poitras, 
Mathilde Bonnefoy y Dirk Wilutzky



MEJOR GUIÓN ORIGINAL

Birdman, Alejandro G. Iñárritu, Nicolás Giacobone, 
Alexander Dinelaris, Jr. y Armando Bo



MEJOR GUIÓN ADAPTADO

Descifrando Enigma, Graham Moore



MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN

El gran hotel Budapest,
Adam Stockhausen y Anna Pinnock


MEJOR FOTOGRAFÍA

Birdman, Emmanuel


MEJOR VESTUARIO

El gran hotel Budapest,
Milena Canonero





MEJOR MONTAJE

Whiplash, Tom Cross



MEJOR EFECTOS VISUALES

Interestelar, Paul Franklin, Andrew Lockley,
Ian Hunter y Scott Fisher




MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA

El gran hotel Budapest,
Frances Hannon y Mark Coulier



MEJOR EDICIÓN DE SONIDO

El Francotirador
Alan Robert Murray y Bub Asman


MEJOR MEZCLA DE SONIDO

Whiplash, Craig Mann,
Ben Wilkins y Thomas Curley




MEJOR BANDA SONORA

El gran hotel Budapest, Alexandre Desplat





MEJOR CANCIÓN

Glory de Selma, John Stephens y Lonnie Lynn



MEJOR CORTOMETRAJE

The Phone Call



MEJOR CORTO DOCUMENTAL

Crisis Hotline: Veteran Press 1.



MEJOR CORTOMETRAJE ANIMADO

Buenas migas (Feast)






4 comentarios:

Jesus dijo...

Estaba expectante en leer tu entrada, pero no he teenido tiempo hasta ahora mismo.
Totalmente de acuerdo con lo que expresas al principio de la entrada, "el tiempo de incertidumbre, auqnue sean segundos, merece la pena y te hace sentir una emoción que es agradecer y hace que esos momentos merezcan la pena
Por lo demas me alegro de el triunfo de Birdman, me fastidia que hayas acertado lo de la Sra Arquette (pero obviamente estaba cantado) y en capitulos menores, me agrada el reconocimiento de la Banda sonora de "Hotel Budapest", donde se mezclan las composiciones orignales con tradicionales de musica eslava, y el triunfo de BigHero en animación (aunque he de reconocer que en este campo me gustaban todas las seleccionadas)
Que duermas mas esta noche!!
Un abrazo
Jesus

Francisco Feria Ayala dijo...

Muchas gracias por decir lo de Selma y la discriminación positiva, estaba empezando a creer que era el único que lo pensaba. Es cierto que no me parece bien que los miembros de la Academia sean la mayoría blancos, y la edad media sea bastante alta. Creo que es una entrega de premios bastante conservadora (en general) y necesita reinventarse un poco. Cada día tiene menos credibilidad y su reputación se ha puesto bastante en entredicho últimamente.

En cualquier caso, me parece fatal que alguien se queje de la falta de nominados no-blancos cuando el año pasado ganó 12 Años de Esclavitud. A ver, si este año no se ha hecho ninguna película interesante sobre o por afroamericanos, ¿cuál es el problema? No he visto Selma - precisamente esa y El Francotirador, las dos más polémicas son las únicas que no he visto- pero no parece estar a la altura de Birdman, y creo que si estaba nominada era por cumplir. Los actores son actores, las películas son películas, y ya está: son buenas o malas, y eso es lo que se premia. Si este año ningún intérprete/director no-blanco ha hecho nada premiable, no es culpa de la Academia. Perdón, tenemos a Iñárritu, que es mexicano, y se lo ha llevado al igual que se lo llevó su compatriota Cuarón el año pasado. No veo racismo por ningún lado.

Con respecto a los premios en sí, bastante contento porque Birdman fue una experiencia mágica y la calidad de Boyhood como película (quitando el mérito que tenga lo de hacerla en 12 años) es bastante cuestionable.

Un saludo, un placer siempre leerte este tipo de crónicas :)

MIDAS dijo...

@ Jesus

Muchas Gracias por tu fidelidad. Porque soy muy consciente de que todos los años hay demasiada información de los Oscars en la red en cientos de páginas distintas, nada más entregarse -Aunque cada año salgo más rápido- Pero me he dado cuenta de que tengo a un público muy fiel que le gusta leer estas crónicas aquí y no me gusta decepcionaros.

Bueno... Pensaba que me iba a cabrear más lo de Patricia Arquette. Pero no. Míralo desde la perspectiva de que ella tiene ya su Oscar. Y no creo que vuelva a estar nominada nunca más, porque no tardará en volver a los subproductos que suele hacer en cine o le harán una serie a su medida como la de "Medium" que, por cierto, nuca vi.
A las otras cuatro actrices las vamos a ver nominadas muchas más veces. De hecho, Meryl Streep está nominada cada año. Incluso tengo la sensación de que veremos mucho más a Laura Dern, que tampoco es santo de mi devoción. Porque me recuerda a Nieves Herrero.

Me ha gustado que gane Birdman. Pero me hubiera valido también EL GRAN HOTEL BUDAPEST como mejor película, ya lo dije. Y no esperaba menos que arrasase en el apartado artístico -La BSO es muy buena-

Muchas Gracias por comentar un año más.

MIDAS dijo...

@ Francisco Feria Ayala

Estoy totalmente de acuerdo contigo y con tu planteamiento. Creo que los candidatos a un premio deben ser los mejores posibles independientemente de las idiosincrasias personales de cada uno. Y que rellenar lista proponiendo un cupo es un error porque lo que se consigue es que opten a un premio gente que no está a la altura.

Y todo esto se puede extrapolar también a la política. Yo quiero que en los cargos importantes estén las personas más capacitadas independientemente del género, la inclinación sexual y la religión o credo (o la ausencia de ambas. También me vale que sean ateos).

Me gusta Eastwood, pero no veía a EL FRANCOTIRADOR como ganadora. Y a mi Birdman también me ha parecido una película mágica con ese falso plano secuencia y esas escenas memorables de los tres actores nominados.

Boyhood no pasa de película "bonita" y nostálgica. Nada más. No entiendo a todos estos críticos que están obnubilados con ella.

Muchas Gracias a ti por tu comentario. Y no, no eres el único que ha visto toda esta historia del racismo como una gilipollez. Pero ya sabes como son los americanos con estas cosas...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...