NUESTROS CÓMPLICES:

viernes, 13 de octubre de 2017

LA COMPLICIDAD DE COURTNEY BARNETT & KURT VILE.



Hace un mes que conocimos Over Everything,  el adelanto de LOTA SEA LICE de COURTNEY BARNETT y KURT VILE y estábamos deseando de que saliese el álbum para escuchar mucho más porque nuestro último recuerdo de las carreras de ambos por separado fueron dos discos importantes en el 2015, aclamados por la crítica indie que nosotros recogimos AQUÍ y AQUÍ.
La primera decepción es que el dúo se suma a la nueva moda de los discos de nueve cortes. No diez, ni once... ¡Nueve! Lo que quiere decir que tendréis que escucharlo en bucle unas cuantas veces para no tener la sensación de que termina justo en lo mejor y que os habéis quedado a medias.
A nosotros los discos de colaboraciones que más nos gustan son aquellos en los que existe una distancia diametral entre sus componentes y aún así, saben encontrar un punto en común y darnos una lección de buena música a todos.
En este caso, Barnett y Vile están hechos el uno para el otro. Los dos hablan exactamente el mismo lenguaje y no existe ninguna sorpresa en el resultado, no nos dan ninguna master class, ni tampoco lo pretenden. Algo que sí ocurría con otros discos de colaboraciones del año pasado -Love Letter To Fire de Bean/Hoop o Case/Lang/Veirs por citar un par de ejemplos muy celebrados en este blog- Con esto, tampoco queremos desmerecer este trabajo que posee una frescura innata, derivada de la gran complicidad de sus dos autores.




Y la gran pregunta que se suele hacer cuando se está ante un disco de colaboraciones es... ¿Quien de los dos artistas se ha llevado el disco a su terreno? -y en algunas ocasiones hasta "el gato al agua"-
Y en este caso, la respuesta es: Courtney Barnett. Este disco es mucho más Barnett que Vile aunque lo firmen los dos. Para Kurt Vile este trabajo es un paréntesis en su carrera. En cambió si que guarda cierta continuidad con el disco debut de Courtney Barnett.
A nosotros este trabajo nos ha dejado un poco fríos, no es que nos parezca un disco malo, que por supuesto no lo es. Es bastante bueno. Pero nuestras expectativas estaban muy altas tratándose de ellos y esperábamos mucho más. Error nuestro, porque como decíamos anteriormente, se nota que se lo están pasando muy bien tocando y componiendo juntos sin ningunas aspiraciones a crear el discazo del año o a tomarse demasiado en serio a ellos mismos.
En diciembre desvelaremos si nos ha acabado encantando con sucesivas escuchas y si lo tendremos en cuenta para nuestra lista de lo mejor del 2017.







4 comentarios:

Johnny JotaJota dijo...

Efectivamente. El adelanto generó muchas buenas expectativas pero... el disco me parece aburrido en líneas generales, me ha decepcionado aunque sea más Barnett. Me gusta más Barnett que Vile, a todo esto. Me parece el encuentro de dos amiguetes en una casa y hacer cositas pero nada más. Aun así creo que estará en alguna lista de indies modernos del año. Abrazos.

MIDAS dijo...

@ Johnny JotaJota

Aunque ahora mismo conozco tres discos de 9 canciones que estarían entre lo mejor del 2017, me cabrea enormemente esta nueva moda. ¡Qué menos que 10 ó 12 canciones! Y si encima el disco pasa rápido como un suspiro y con tan poca sustancia, porque es justo eso: Dos amiguetes tocando en su casa y divirtiéndose sin mayores pretensiones y atendiendo a la ley del mínimo esfuerzo. No hay ni una armonía vocal de voces empastadas. Y probablemente esa sea la gracia del disco.
Sobre las listas indies, después del año aquel que dijeron que Mac Demarco era de los mejores con aquel disco de ocho canciones en las que desafinaba y tocaba como el puto culo en siete y la octava era un corte en el que solo se escuchaba agua y solo le faltaba pegarse un cuesco y tirar de la cadena. Yo me descojono mucho de esas listas. Y suelo encargarle a Caín que las comente.

PD: Yo soy más de Vile que de Barnett. Lo siento.

crm dijo...

Pues exactamente lo mismo, el primer tema de adelanto es fantástico, seguro expectativas y luego..., junto con el de Waterboys la decepción del año.
Abrazos y enhorabuena por el blog. voy pillando cosas aunque no comente lo que debería. Lo voy a intentar con el de wildwood kin, me da buena espina..

MIDAS dijo...

@ cmr

Pues mira, no me he puesto todavía con el de Waterboys porque me da un poco de vértigo la edición esta superbestia con tropecientas canciones que he visto en Spotify, después de lo que me comentas, me parece que me voy a escuchar solamente la edición estándar.

Y este... No sé si calificarlo de decepcionante. Pero está claro que nos ha pasado a todos lo mismo, esperábamos un discazo y se ha quedado en un rollo de dos amiguetes en una tarde de domingo, sin mayores pretensiones. A lo mejor el error es nuestro y no de ellos. Porque si he aprendido una cosa con esto de reseñar discos es que cuanto menos esperes, mejor.
Pero es normal que se espere cuando los antecedentes eran tan buenos.

El de Wildwood Kin no es que sea una obra maestra, ni nada parecido. Pero creo que se merece que la gente sepa que existe. Han sido un pelín ninguneadas, me temo. Y si no lo sacamos aquí, no sé quien lo va a sacar...

¡Un Saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...