NUESTROS CÓMPLICES:

viernes, 27 de abril de 2018

JOSH ROUSE: EL AMOR EN LA EDAD MODERNA.


Hoy os traemos LOVE IN THE MODERN AGE, el decimosegundo álbum de estudio de JOSH ROUSE un interesantísimo músico, compositor e intérprete del que injustamente no hemos hablado nunca en EXQUSITECES y por fin ha llegado el momento de hacerlo.
Para quien no lo conozca, Rouse es originario de Nebraska pero tiene un vínculo especial con España, ya que pasa largas temporada en nuestro país y está casado con una española: Paz Suay. En el 2007 grabó con ella un Ep titulado She's Spanish, I'm american. Y la influencia española no quedó solamente en ese trabajo, porque en el 2010 publicó un largo titulado El Turista en el que se atrevió con canciones escritas en castellano. Todo esto es algo anecdótico dentro de una extensa carrera musical. Pero ya sabéis que cuando un artista extranjero escribe canciones en español y elige España como lugar de residencia, nos gusta contarlo. 
LOVE IN THE MODERN AGE ha llamado poderosamente nuestra atención porque es uno de esos discos retro que bebe de la música Synthpop de los ochenta y que suena con una frescura un tanto insólita.
Los sintetizadores anacrónicos del primero de los nueve cortes, Salton Sea, te atrapan de tal manera que te apetece seguir escuchando más y ¡Oh! ¡Ese punteo de guitarra tan típico ochentero! Que no había canción de la época sin su punteo de guitarra -algunos metidos con calzador- ¡Es como viajar en el tiempo!




O Love In The Modern Age, la canción que da título al álbum con ese maravilloso saxo, esos coros que parecen sacados de un tema de Leonard Cohen de los ochenta y esa voz que recuerda a Chris Rea.
Escuchamos el resto del disco y los otros siete cortes tampoco tienen desperdicio. Con muchísimo menos, nos hubiera ganado para siempre. Así que nuestra nota es de un 80 sobre 100.
La crítica especializada lo ha puntuado con una media de 72 sobre 100 basada en ocho reseñas cuyos medios y puntuaciones más importantes han sido: God Is In The Tv (90); AllMusic, Record Collector y The Skinny (80); Paste Magazine (71); Uncut y Mojo (60); American Songwriter (50).
Un disco dedicado a los supervivientes de los 80 y a todos los amantes de la música de esa época. Sobre Josh Rouse concluiremos diciendo que es de esos artistas que no es nada difícil verlos de gira por España. Y que tenemos muchas ganas de escuchar estas canciones en directo.



VALORACIÓN CRÍTICA: 72
VALORACIÓN EXQUISITECES: 80
VALORACIÓN LECTORES: -

9 comentarios:

César Córdova dijo...

¡Hola Midas!

Gracias por traerlo y presentarlo, no lo conocía al menos de nombre (tengo varias canciones indie sueltas en la memoria sin saber a quién corresponden y no me sorprendería que algunas sean de Josh sin haber sabido de él).

Fresco, un gancho directo con el estilo ochentero, me trae a la memoria varios grupos de esa época y ni qué decir, va para la lista de favoritos.

Puntaje: 80.

¡Un abrazo!

MIDAS dijo...

@ Cesar Córdova

Lleva más de dos décadas en la música y tiene 12 discos, es muy probable lo que dices que igual lo hemos escuchado antes sin saber que era él. Yo estuve escuchando más material suyo porque ya sabes que cuando se trata de alguien consagrado hay que comprobar si su último disco es su mejor trabajo o si tiene cosas mejores. Y realmente este disco es de los buenos.

De todas formas, yo soy poco objetivo con la música que me devuelve a los 80. Porque fue una época en la que fui muy feliz y me divertí mucho -Creo que casi a todos los que hemos sobrevivido los 80 nos pasa-.


Tomo nota de tu 80. Y muchas gracias a ti por inaugurar el casillero de los comentarios de Josh Rouse.


abrazo!

perruca dijo...

me encanta le doy un 90

MIDAS dijo...

@ perruca


Muchas gracias. Tomo nota de tu puntuación.

;)

Rubén Castélls dijo...

Hola Midas

Cuando lei lo de sintetizadores, punteos de guitarra y saxos ochenteros casi comienzo a hacerme cruces. ¡A estas alturas! Pero he de reconocer que el disco integra esos elementos muy hábilmente y la escucha se hace muy placentera.

Ahora bien, dudo si es un disco retro o por el contrario una modernización de Al Stewart, o más bien una retroactualización del mismo, o una revisión anticuada, un progreso hacia el pasado, un regreso al... ¡Doc! ¡Doc! ¿En que año estamos?

Rubén Castélls dijo...

Con la tonteria de antes se me ha olvidado decirte que mi puntuación es un 80.

;)

MIDAS dijo...

@ Rubén Castélls

Curiosamente este álbum lo puedes poner en los altares y te lo puedes cargar exactamente por los mismos motivos. Un compi bloguero mío como diez años más joven que yo -No vivió los 80 como los viví yo- se lo ha cargado sin ninguna piedad y ha dado como motivos exactamente los mismos que he dado yo para decir que me ha encantado: Los sintetizadores, el saxo y los punteos de guitarra. Curiosamente en su texto decía que NO HACÍA FALTA RECUPERAR TODO ESO. (LOL)
Por eso me he reído mucho con tu comentario. Porque en un principio ibas un poco en la línea de mi amiguete el bloguero, luego lo has escuchado y te has ablandado. Porque dices que integra bien esos elementos y has tenido una escucha placentera. ¡Me alegro!

Todos estos discos retro yo los suelo sacar por aquí y probablemente les daré muy buena nota. Seguramente es la nostalgia la que habla y no un criterio objetivo. Pero chico... Todos tenemos alguna debilidad. Y yo fui tan feliz en los 80... O al menos eso creo, porque me lo bebí todo entonces y tengo algunas lagunas.


Tomo nota de tu 80. Muchas Gracias por comentar!!!

Alberto Secades dijo...

Sigo a Josh desde hace años y me encanta su estilo. De hecho, forma parte ya de la familia de los "50 Estados" por haber sonado en el programa.
Me ha gustado el disco, pero me hubiera gustado más si hubiera sido otro. Reconozco lo atrevido de la innovación y siempre es de agradecer que haya artistas que busquen salirse de lo cómodo.
Conclusión: le doy un 79. Si hubiera sido otro y no Josh, le habría dado un 86.

Gracias.

MIDAS dijo...

@ Alberto Secades

Muy interesante tu reflexión. De que por ser él un 79 y si hubiera sido otro le habrías dado un 86. (LOL) Yo me he visto en esa misma tesitura de lo que estamos y lo que no estamos dispuestos a perdonar a la gente que nos gusta. Pero, al final, no dejan de ser prejuicios.
Yo la verdad es que sabía que vivía en Valencia y que estaba casado con una española y escuché su disco en castellano que fue bastante valiente. Pero esto me ha pillado tan de sorpresa como a ti. No obstante, yo es que me pierdo con los recuerdos ochenteros. Muy malo tiene que ser para que no me guste.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...