NUESTROS CÓMPLICES:

jueves, 9 de junio de 2011

PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIA: RETRATO DE UNA GENERACIÓN.


Una de las sorpresas cinematográficas mas agradables de esta temporada se llama LES PETIT MOUCHOIRS, que aquí han titulado PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIA
Dirigida y escrita por Guillaume Canet, esta película coral que cuenta con un reparto lleno de primeras figuras del cine galo... 


...Es una mezcla entre comedia y drama que nos muestra a un grupo de amigos de edades comprendidas entre los treinta y tantos y los cincuenta y poco, perfectamente retratados gracias a un excelente guión, el uso de primeros planos y unas interpretaciones mas que convincentes.


Todo eso, acompañado por un buen puñado de canciones excelentes, se ha convertido en la fórmula magistral para atraer al cine a mas de cinco millones de personas en Francia. En nuestro país lleva tres semanas en cartel con mucha mas fortuna que la mayoría de las películas francesas que nos llegan. A continuación, intentaremos desvelar las claves de su éxito.

SINOPSIS

La historia nos presenta a un grupo de amigos que tiene la costumbre de reunirse durante las vacaciones de verano. 


Este año deciden no romper la tradición a pesar de que uno de ellos ha sufrido un accidente en París unos días antes de partir. Ya en la playa, sus contradicciones afloran y su amistad se pone a prueba. Juntos se verán obligados a convivir con esas pequeñas mentiras sin importancia que se dicen cada día... 


Esto que acaban de leer es la Sinopsis oficial que podrán encontrar en cualquier página cinematográfica que hable de esta película. Hemos optado por el recorta y pega clásico del blogger mas cutre, porque todo está perfectamente resumido y no desvela ningún Spoiler.


Pero a todo eso tendríamos que añadir que son personajes muy marcados por sus crisis personales y existenciales, algo que tampoco os sugerimos que os toméis al pie de la letra, porque a pesar de ser una película francesa, no se trata de un film intenso, intelectual o sesudo. 


Es una película para todos los públicos que retrata perfectamente a una generación, con temas universales que también interesan a otras generaciones.

CARTELERÍA




EL DIRECTOR

GUILLAUME CANET tiene una dilatada carrera como actor desde que debutara en 1994. Lo hemos visto en películas como "La Fidelidad" (Andrezj Zulawski, 2000), "Vidocq" (Pitof, 2001) o "Feliz Navidad" (Christian Carion, 2005) por citar algunas de las mas conocidas.


Consiguió ganar un César en el 2007 al mejor director por "Ne Le dis à personne", su película anterior e inédita en nuestro país. PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIAS es su tercer largometraje como director. En el terreno personal, estuvo casado con la actriz Diane Kruger y en la actualidad es pareja sentimental de la oscarizada y ubicua Marion Cotillard, una de las protagonistas del film.

LOS ACTORES

FRANÇOISE CLOUZET es Max, el anfitrión. Le encanta invitar a todos sus amigos a su casa de la playa cada verano. Desde el primer fotograma vemos que es un tipo estresado. Algo que no va a cambiar a lo largo del film. Está un poco obsesionado con pequeñas cosas que alteran su vida cotidiana -Atención al capítulo de las comadrejas- y para colmo, su mejor amigo le acaba de confesar que se ha enamorado de él. La interpetación de Clouzet es simplemente magistral y le roba la película a algunos de sus compañeros.


MARION COTILLARD es Marie. El resto de las mujeres que salen en el film, ejercen de "esposas de" en todo momento y aunque están muy bien retratadas -En especial el personaje que interpreta PASCALE ARBILLOT como mujer de Vincent- podríamos decir que Marie tiene un mayor protagonismo. Es una mujer complicada a la que le cuesta comprometerse. Cotillard nos demuestra una vez mas por qué es una de las actrices mas requeridas en estos momentos. Su Speech final, es de Oscar.


BENOÎT MAGIMEL es Vincent, un hombre que se casó muy joven con Isabelle (PASCALE ARBILLOT) y con los años ha descubierto que se ha enamorado de Max, su mejor amigo. Ni que decir tiene que Magimel es uno de los actores con mas talento del cine francés y que en esta ocasión borda una vez mas su personaje, que no solo se tiene que enfrentar a un mar de dudas, también al ostracismo al que va a ser condenado por Max durante esas vacaciones.


LAURENT LAFITTE es Antoine, un crío de treinta y cinco años que está obsesionado con su ex novia Juliette que lo acaba de dejar tras once años de relación. Su personaje entre tierno y patético consigue hacernos reír. Lafitte no tiene el personaje mas listo de la función, pero lo defiende con muchísima dignidad.


GILLES LELLOUCHE es Eric. Un actor muy aficionado a las salidas nocturnas y a ser infiel a su pareja. Es el mejor amigo de Marie y entre ellos existe una tensión sexual no resuelta, mucho mas por parte de Eric que por la de Marie, que lo considera como una de sus figuras masculinas mas estables. Lellouch tiene tantos momentos cómicos, como de gran intensidad dramática y aprueba con nota el reto.


LA MÚSICA

La selección de los temas que suenan a lo largo del metraje es excelente. Si los han recogido todos en el Cd de la Banda Sonora Original y no los tenéis por separado, merece la pena comprarla, descargarla o lo que quiera que hagáis para conseguir vuestra música preferida. 


La parte negativa de toda esta música es que su presencia se hace notar demasiado dentro del film. Son canciones tan sumamente buenas que funcionarían a la perfección con cualquier imagen que se les pusiera, incluso nos distraería de ellas. Este que suscribe las ha disfrutado muchísimo viendo esta maravillosa película. Pero también entiende que algunos críticos españoles hayan criticado su exceso.

THE ISLEY BROTHERS: THIS OLD HEART OF MINE



CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL: FORTUNATE SON



THE BAND: THE WEIGHT



DAVID BOWIE: MOONAGE DAYDREAM



JANIS JOPLIN: KOZMIC BLUES



BEN HARPER: AMEN OMEN



DAMIEN RICE: COLD WATER



NINA SIMONE: MY WAY



BAND OF THE HORSES: THE FUNERAL




LA CRÍTICA

Encontrarte con películas tan deliciosas como PEQUEÑAS MENTIRAS SIN INPORTANCIA hace que te reconcilies con el cine comercial. La cinta de Canet bebe claramente de películas como "Reencuentro" (Lawrence Kasdan, 1983) o sobre todo "Los Amigos de Peter" (Kenneth Brannagh, 1992) aunque lo que la diferencia de ellas es esa naturalidad con que bordea todas las situaciones límites entre la comedia y el drama.


La gran baza de este film es la interpretación de todo su elenco y justo ahí es donde vemos la mano de Canet, que ama a uno y cada uno de sus personajes y los convierte en auténticos bombones para sus actores. Una vez mas, asistimos a ese milagro que suelen conseguir todos esos directores que han tenido una experiencia previa como intérpretes y son muy conscientes de que un actor es un material muy sensible con el que trabajar.


PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIA está repleta de momentos con los que podemos sentirnos identificados, en gran medida gracias a esos actores que consiguen hacer reales esos personajes y situaciones.


Exquisiteces recomienda PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIA, porque es una suma de todo esos ingredientes que debe tener una buena película: Es entretenida, tiene un guión sólido y grandes actores que consiguen crear personajes reales y multidimensionales. A lo que añadiremos los bellos paisajes de Cabo Ferret y una música descomunal. ¿Alguien puede resistirse?



4 comentarios:

David C. dijo...

Tiene buena pinta el filme así como lo resumes.

MIDAS dijo...

Lo mejor que puedes hacer es verlo. Ha sido una sorpresa muy agradable.

Gracias por comentar y bienvenido a Exquisiteces.

atticus' daughter dijo...

En cuanto vi esta reseña el jueves pasado por aquí, decidí que iba a proponerles a mis padres de ir a verla, no hizo falta ni que me la recomendaras en la respuesta al comentario, que el plan de lunes tarde al cine a verla ya estaba más que concretado (dejé de lado la de Woody Allen ya que tengo con quien verla en Barcelona).

Y tal y como predecí, me ha gustado muchísimo. Aún con su largo metraje, que no se me ha hecho largo para nada, hemos disfrutado mucho en el cine los tres. Nos hemos reído como condenados, sobretodo con el estrés de Max y las comadrejas, o la escena del barco encallado, y nos hemos emocionado con algunas escenas del final. Es una película, además, con la que puedes sentirte identificado en más de un momento o situación, aunque sea con el punzante discurso final de Jean Louis. Y algunas situaciones cómicas resultan, en el fondo, muy patéticas y dramáticas. Resulta en conjunto una cinta muy completa y bien hecha.

Sobre los actores, todos estupendos, pero me quedo tanto con Françoise Clozet pero sobretodo con Marion Cotillard. Me encanta esta mujer, ya en "Nine" me pareció la mejor de todas, y en esta peli está radiante (aparte de que es muy, muy guapa la cabrona).

Y qué decir de la banda sonora, fantástica, aunque tienes razón en que su uso sea un poco uno de los mayores defectos de la película. La canción de The isley brothers es uno de mis clásicos favoritos de toda la vida. Pero mi canción-escena favorita, la de Janis Joplin. La canción es preciosa y la escena me parece muy tierna.

Muchas gracias por haberle hecho esta fantástica reseña, porque gracias a ella he disfrutado de una gran película.

Un beso!!!

MIDAS dijo...

Yo es que te insistí en el comment de The Decemberists porque me había gustado tanto, que estoy en plan coñazo diciendole a todo el mundo que vaya a verla. De todas formas imaginaba que si no la habías visto, lo harías porque es el tipo de películas que te gustan.

Es curioso lo de la BSO. De las dos revistas de cine que leo: Imágenes de Actualidad destaca que es de lo mejor de la película, tanto la elección como su uso. Sin embargo, en Fotogramas uno de los "palos" que se ha llevado, corresponde precisamente a su banda sonora. Por lo visto, al crítico de turno no le gustaba Antony And The Johnsons.
A mi me gustaron todas las canciones escogidas. Pero hubo un momento un poco chapuzas como la ruptura elíptica de Eric con Lea en el aeropuerto con "Cold Water" de Damien Rice de fondo. Casi que hubiese preferido escuchar lo que decían y mira que estamos hablando de Damien Rice, que para mi son palabras mayores.

En cuanto a lo demás lo resumes muy bien. Tiene momentos hilarantes casi de comedia chiflada con otros de gran intensidad dramática. Pero está tan bien conseguida que te lo crees absolutamente todo. En cuanto a Marion Cotillard, tengo que decir que si está en el 95% de las películas de este año y del que viene es por algo. A mi me impresionó su transformación en Edith Piaf. Pero es que la cosa no se quedó ahí, afortunadamente. Luego ha brillado con luz propia en otras películas -En Nine debieron nominarla al Oscar- En cuanto a Françoise Clouzet he leído que estaba encantado con su personaje y con la película. No es de extrañar, es un bombón de personaje y él está genial en cada escena.

Pues gracias a ti por comentar y por haberte fiado de la reseña. La verdad es que fui el miércoles por la tarde y no pensaba escribir nada para el día siguiente. Pero nada mas salir del cine lo primero que hice fue ir de cabezas al teclado del ordenador a escribirla.

¡Un abrazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...