NUESTROS CÓMPLICES:

lunes, 5 de septiembre de 2016

ALMAS TANGIBLES... AMOS LEE.


Otro de los discos importantes de la temporada es SPIRIT de AMOS LEE, sexto álbum de estudio en una carrera impecable con pequeñas obras maestras como Mission Bell (2011), o álbumes inspiradísimos como Mountain Of Sorrow... (2013). Quizás por eso esperábamos con tantísima expectación este nuevo trabajo, y deseábamos saber si superaría todo lo bueno que nos dejó anteriormente. Y aunque todavía es pronto para decirlo, de momento, nos encontramos un disco mucho más soulero que los anteriores que deambulaban entre el Folk y el Country como estilos principales, siempre fusionándolos con algo de Soul. Se podría decir que en SPIRIT es el Soul el estilo primario con reminiscencias Folk, Country e incluso Godspell.
Lee ha conseguido revitalizar géneros muy trillados y hacer que suenen interesantes. Ya hablamos del sonido Amos Lee, porque si algo ha conseguido en todos estos años, es precisamente dejar su impronta en todo lo que hace, su seña de identidad. Ser de esos intérpretes a los que escuchas y los identificas en las primeras notas, porque no existe nadie que suene igual que ellos.




SPIRIT es un álbum que se parece mucho más a sus tres primeros discos que a los dos últimos que hemos citado y que tanto nos gustan. Con eso no queremos decir que haya involucionado, porque SPIRIT es infinitamente superior a esos tres primeros trabajos. El sonido se ha depurado y mejorado mucho más y en esta ocasión ha sido el propio Amos Lee el encargado de la producción musical. Y no solamente no tiene nada que envidiar al trabajo realizado por los productores estrellas que trabajaron para él en sus tres primeros discos. Es que es todo un acierto de producción y a partir de este preciso momento, no debería contratar a nadie más.
En cuanto al single de presentación, Vaporize, nos gusta. Pero creemos que no es la mejor canción del álbum. De hecho, hemos estado buscando en Youtube las canciones que consideramos mejores y ni siquiera las han colgado. Se ve que se las reservan para el futuro. Algo que va hacer que este disco tenga una vida bastante más larga, por otro lado. Así que es más que probable que volvamos a hablar de Amos Lee en cuanto lance esas canciones con sus respectivos videoclips. Porque este es un álbum de buenas canciones, quizás sea el trabajo con más singles potenciales de toda su discografía. Uno de esos discos para escucharlos en bucle una y otra vez.
Concluimos diciendo lo mismo que decimos siempre de Amos Lee. Que a pesar de ser un artista consagrado... ¿Cuántos discos más tan buenos como este hacen falta para que ocupe de una vez el lugar que le corresponde? Porque Amos Lee, hoy por hoy, es uno de los grandes. De los más grandes. Esperamos que lo apreciéis.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...