NUESTROS CÓMPLICES:

martes, 27 de septiembre de 2016

THE HEAD AND THE HEART NOS RECONFORTAN.


Hace cinco años que hablamos por primera vez del álbum debut de THE HEAD AND THE HEART, una banda que cautivó a muchos de nuestros lectores que la descubrieron gracias a nosotros. En todo este tiempo han publicado dos discos más y hoy nos enfrentamos a SIGNS OF LIGHT tercer álbum de estudio de la banda. Y sinceramente, poco queda ya de esa banda folky y minimalista por necesidad de sus inicios. La evolución ha sido abismal en muchísimos aspectos. Para empezar, el disco está auspiciado por una major. Abandonaron Sub Pop Records para fichar con Warner Bros. Por lo que ya no se puede considerar una banda indie. De vocación indie, sí. Pero cuando trabajas para una multinacional de indie solo te queda la esencia y algunas bandas la pierden. Puede que eso no haya ocurrido aún. Pero hay muchas otras cosas que se han quedado en el camino, como la inocencia de su primer trabajo. En cambio, han ganado en amplitud sonora. Se acabaron esos temas pequeñitos con mínimos instrumentos porque cada canción en SIGNS OF LIGHT suena más grande que la anterior.


El disco está producido por Jay Joyce y por la propia banda y se grabó en los estudios St Charles en Nashville.
Quizás la elección de All We Ever Knew como single de presentación sea bastante cuestionable teniendo en cuenta que hay canciones mejores en el disco. Pero ya sabéis que son las majors las que eligen el orden de los singles y el criterio que siguen normalmente consiste en lanzar la canción más complaciente con la que el gran público se identifica y en ese sentido, no ha sido una mala elección. Porque el single ha sido Nº1 en las listas americanas. Y el álbum debutó en el Nº5 en el Billboard 200. Vendiendo 40.000 copias en la primera semana. Aún así puede que los más exigentes se hayan sentido decepcionados por este primer corte. Que no desesperen, porque el disco está repleto de grandes canciones que mantienen la frescura inicial de la banda -otra cosa que no se quedó en el camino- y como el nombre del álbum indica SIGNS OF LIGHT, todos los cortes son tan luminosos como el sol. Es un álbum ideal para los últimos días de Verano y primeros de este Otoño tan caluroso que estamos viviendo.
Si existe el término Feel Good Movies aplicado al cine, creemos que podríamos tomarlo prestado y hablar de Feel Good Music para referirnos a esta gran nueva propuesta de nuestros queridísimos THE HEAD AND THE HEART. Porque su música nos gusta y reconforta. Y consiguen que nos sintamos bien y olvidemos nuestros problemas mientras los escuchamos, que no es poco.
Nosotros seguiremos recomendándolos encarecidamente.



2 comentarios:

María dijo...


Guauuusss! Los has traído! Mencantan!
El otro día me los encontré de casualidad, sonaron sin parar y no sabía que tenían disco nuevo.
Lo estoy escuchando ahora, porque estas cosas de comentar me las tomo con tranquilidad. Las disfruto escapándome a por un zumo, me siento y sigo y me vuelvo a escapar a por chocolate o lo que pille.
Y más ahora después de un montón de días liosos.

La primera de las canciones que has traído, Library magic, es preciosa, de momento creo que es la que más me gusta.
Frases que parece que nunca se acaban, frases largas que les dejan casi sin poder respirar, y el punteo de la guitarra que unas veces se oye y otras se intuye.
Y por encima de todo el combinado de voces. Una delicia.

Gracias, gato

Un besazo

MIDAS dijo...

@ Maria

Es que tenían que estar. Porque es una banda de la que fuimos los primeros en hablar allá por el 2011 y muchos de nuestros lectores la conocieron por primera vez gracias a Exquisiteces.
El segundo disco pasamos un poco de puntillas por él. Entró en la lista de los discos mejores de su año y se le escribió una brevísima reseña. Pero prometí una entrada algo más extensa que nunca llegó. Ya sabes... Lo de siempre. Tenía más discos en danza. Y la cosa no ha cambiado demasiado. Sigo saturado con mil discos que escuchar para cerrar en Diciembre. Pero que nadie se piense que no disfruto de la música. Porque como trabajo en casa y soy multitarea. Puedo hacer varias cosas a la vez como buen géminis. Y mientras curro, escucho la música nueva -sobre la que se va a escribir aquí- por las mañanas. Y por las tardes ya pincho lo que me apetece.
Y este disco lo he pinchado muchas tardes. La verdad es que es una banda que conserva toda su magia, aunque hayan perdido la inocencia de su primer trabajo. Y nos han dado un buen puñado de canciones excelentes. Y han superado bastante bien el escollo de darle unas vacaciones forzosas a su vocalista principal que tuvo un susto en marzo y casi lo perdemos. Pero no ha sido sustituido por nadie, en la banda todos saben cantar como para ser los vocalistas principales. Solo se le ha pasado el testigo al vocalista Nº2. Algunos de nuestros lectores nos han comentado en Facebook que lo echan mucho de menos. Yo no lo echo de menos porque tuvo tiempo de colaborar en la composición de los temas y en cierto sentido, sigue presente. Por eso no he querido abrumar a los lectores con estos detalles en la entrada principal, además que la salida de Josiah la han comentado con todo lujo de detalles en todas las páginas que han hablado del disco y nosotros no pretendemos ser como todas esas páginas. Hablamos de música y procuramos que esto se parezca lo menos posible a "Sálvame".

Otro beso gordo para ti y me alegra que te haya gustado. Cuidadín con el chocolate. Yo me estoy quitando.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...