NUESTROS CÓMPLICES:

sábado, 10 de octubre de 2009

TRUE BLOOD. La sensación del momento











A los que están siguiendo "True Blood" en "Cuatro" les recomendaría que no buscaran demasiado sobre ella en la red, porque está plagada de "Spoilers". Hoy mismo he estado recavando información técnica para escribir esta reseña y no solo me he enterado de quienes van a ser las próximas víctimas del asesino, también conozco su identidad, el final de la primera temporada y algunos detalles importantes de la segunda. Así que no pienso hacer lo que estoy criticando y me limitaré a comentar su argumento sin desvelar ningún secreto.

¿Quien podría resistirse a una serie con unos créditos de apertura como estos?



Uno de los personajes principales es, sin duda, ese pequeño pueblo de Louisiana, que proporciona la magia necesaria para una historia tan inclasificable como esta.
Alan Ball, el creador de "A dos metros bajo tierra" es el responsable de adaptar las exitosas novelas de Charlaine Harris, en las que los vampiros se integran a la sociedad gracias a una sangre sintética creada por los japoneses, que les evita tener que matar.
Aunque no todos los vampiros están a favor de la integración, Bill Compton (Stephen Moyer) sí que lo está, y mucho mas después de haber conocido a Sookie Stackhouse (Anna Paquin, aquella niña que ganó un oscar por "El piano") una camarera con poderes telepáticos, que empatiza con el vampiro desde el primer instante en que se ven.
La química sexual entre los protagonistas de una película o serie siempre es bien recibida. Pero en el caso de "True Blood", tenía que darse obligatoriamente. O de lo contrario, nunca habría funcionado. Sookie y Bill deben despertar ese punto perverso que no encuentras en "Crepúsculo". El tratamiento de la luz, la fotografía, la música y la ambientación te hace percibir el calor pegajoso del polvo mas sucio, augurando que veremos sexo con ciertos componentes de culpabilidad, algo casi tan pantanoso como la mismísima Louisiana. De momento, cuando Paquin y Moyer se miran, saltan chispas. Todavía no han protagonizado ningún encuentro sexual explícito. Pero la serie alcanzará su punto mas álgido en cuanto se produzca.
En cambio, al que solo hemos visto un par de veces fuera de la cama es a Jason Stackhouse (Ryan Kwanten), el hermano de Sookie, que últimamente parece no tener demasiada suerte con las mujeres, ya que aparecen asesinadas después de haber pasado la noche con él. El chico solo es un "Toy boy" pero hay una única persona en el pueblo que lo quiere de verdad, se trata de Tara Thorton (Rutina Wesley) una joven afroamericana que no solo es la mejor amiga de Sookie, también es la poseedora de las mejores frases del guión. (Impagable su actuación en el capítulo en el que Jason se pasa con el Zumo-V*). Completa el reparto Sam (Sam Trammell), el comprensivo jefe de Sookie que nos reserva mas de una sorpresa.

Entre los numerosos premios que ha conseguido la serie en su primera temporada destacaremos: el Globo de Oro a la mejor actriz en serie dramática para Anna Paquin y el Emmy al mejor casting.

El tema principal "Bad Thing" no está interpretado por Chris Isaak como muchos pensábamos, sino por Jace Everett un cantante Country que se lo debe todo a esta serie. Gracias a ella, continúa en la música. Al parecer, la discográfica retiró su album debut por escasas ventas. Después del exito de "True Blood" han reconsiderado darle otra oportunidad. A continuación: "Bad Things" subtitulado al español.




Exquisiteces recomienda "True Blood" porque es mucho mas que una historia sobre vampiros



*Zumo-V: Igual que la sangre del humano es vital para el vampiro, la del vampiro tiene propiedades curativas para el humano, además de ser afrodisíaca. Su comercio es ilegal
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...