NUESTROS CÓMPLICES:

lunes, 4 de julio de 2016

JAKE BUGG Y EL SISTEMA


ON MY ONE el tercer álbum de estudio de JAKE BUGG ya está en la calle y a nosotros no solo nos ha gustado muchísimo, es que nos parece un trabajo muy por encima de la media. Es personal, arriesgado y muy recomendable, a la altura del resto de su imparable carrera. 
Antes de argumentarlo, debemos decir que no todas las críticas han sido buenas. En Pitchford, a colación de que el álbum estaba autoproducido y compuesto en su totalidad por el propio Bugg -Con la presencia de Jacknife Lee, como productor adicional- dijeron que: "On My One es precisamente el tipo de error que cometen las estrellas del pop cuando creen que son más inteligente que el sistema". Toda una frase lapidaria a la que nosotros podríamos dar la vuelta y convertirla en algo positivo diciendo que este tipo de críticas que favorecen al sistema, apestan tanto o más que el propio sistema. Ese sistema manejado por la prensa especializada -que funciona a golpe de talonario- y esos blogs que siguen a pies juntillas lo que se escribe en la prensa especializada, sin cuestionarla -y sin escuchar los discos- fabricando hypes sin cesar. Ahora resulta que Jake Bugg ya no es cool solo porque ellos lo dicen. -En estos momentos escribiría una retahila de improperios dedicados a esa gentuza. Pero esto se llama EXQUISITECES y no procede. Nuestro nombre nos limita-





Es cierto que Bugg había puesto el listón altísimo con un álbum como Shangri La (2013) producido nada menos que por el genio Rick Rubin. Atreverse a autoproducirse su propio disco sin tener experiencia en la producción y después de haber trabajado con Rubin era arriesgadísimo. Algunos dirían que un suicidio artístico, con lo que no estamos de acuerdo. Pero después de escuchar On My One, es cierto que no es tan potente como Shangri La (2013), pero Bugg ha aprendido mucho de Rubin. Y ha demostrado que es perfectamente capaz de hacerlo, aunque no le haya gustado "al Sistema".




Otra cosa que se le ha criticado mucho a On My One es su falta de concreción a la hora de decantarse por géneros y estilos, Bugg picotea de todos ellos y eso es algo que tampoco ha convencido. A nosotros es de las cosas que más nos ha gustado del disco porque hemos comprobado que Bugg es capaz de darnos muchos más registros, la mayoría muy diferentes a los que conocíamos. Quizás le recomendaríamos que se abstuviese de rapear -Lo hace en un único corte- porque no es lo suyo, y no es algo que interese a sus seguidores potenciales -como recomendamos también a Ed Sheeran en su día- Por lo demás, se trata de un álbum muy fresco con cortes realmente buenos que nosotros, que somos ese granito de arena anti-sistema, recomendaríamos encarecidamente.


8 comentarios:

Sergio DS dijo...

Su 2 discos anteriores me encantan, este "chaval" es un crack, supongo que este último tampoco defraudará.
Busco, busco...

Un abrazo.

MIDAS dijo...

@ Sergio DS

A mi el disco que más me gusta de Bugg es Shangri La y creo que objetivamente también es el mejor de los tres. De todas formas, ya sabes que los gustos personales de cada uno nunca son objetivos y en esta ocasión ha sido una coincidencia que me guste más el que objetivamente es mejor. Hay veces que sabes que un disco es mejor que otro, pero te gusta más el otro. Y On My One podría ser ese disco que a pesar de sus defectos, te acaba gustando más que los otros. Porque es cierto que no es su mejor trabajo. Pero en su caso, el listón estaba tan alto, que eso no significa que sea un mal disco. Es un gran disco con el que nadie se va a aburrir porque es bastante más variado que sus antecesores. Creo que si te gustaron los otros dos, este también te va a gustar. Y si percibiste el grandísimo potencial de Bugg, aquí se confirma y además sorprende. Ya me dirás qué te parece y si hay que poner a los críticos estos que se dedican a crear modas en cuarentena.

Un Abrazo!

bernardo de andres herrero dijo...

no es el shangri la pero he de reconocer que ese intento por evoluciomer no el ha salido nada mal

MIDAS dijo...

@ Bernardo de Andrés Herrero

Totalmente de acuerdo. Los músicos deben arriesgarse y probar cosas para no estancarse en la fórmula del éxito. A partir de esa premisa es donde hay que construir la crítica. Por eso no estamos de acuerdo con el palo que le han dado los críticos británicos. Se les ha visto un poco el plumero.

PAULISDM85 dijo...

Hola, Midas.
Concuerdo con todo lo que dijiste en la reseña. "On my one" me pareció un disco precioso, a la altura de los dos anteriores, aunque diferente. Es un álbum fluído, variado sin perder cohesión y no tiene ninguna canción de relleno.
Hasta ahora mis canciones preferidas son "The love we're hoping for", "All that", "Love, hope and misery"; "Put out the fire", "Livin' up country" y "Never wanna dance" (donde Jake me recuerda un poco a los Bee Gees).
Es increíble que un chico tan joven haya lanzado tres discos tan extraordinarios, con la impronta de verdaderos clásicos y aún le queda mucho más por entregar.

Te mando un saludo!!!

MIDAS dijo...

@ PAULISDM85

Me alegra que estés de acuerdo con lo que he expuesto en la entrada, es que cuanto más escucho el disco más injusto me parece el palo que le han dado esos críticos. Y yo no te voy hacer una lista de las canciones porque me gustan todas. Acabo más rápido diciendo que la que NO soporto es "Ain't no Rhyme", la que rapea y que esa sí que está un poco de relleno para mi gusto. ¿Tu has visto a Bob Dylan rapeando? Yo tampoco. Y con eso resumo por qué este tipo de artistas no deberían rapear nunca. Algo extensivo a Ed Sheeran que sus discos serían obras maestras si le extirpamos la parte rapeada. Y bueno... Bugg lo ha hecho solo en un corte, pero Sheeran es bastante cansino con la idea de meter raps con calzador en sus canciones. E insisto, el hip-hop tiene otro tipo de público al que no suele interesarle esta música y viceversa.
Y sinceramente, lo que está ocurriendo en el Reino Unido con todos estos artistas tan jóvenes y tan dotados que están surgiendo -y que se van manteniendo- es digno de una tesis doctoral.

Otro Saludo para ti!!!!

María dijo...


Pues es una pena que el sistema ese que comentas no difunda como se merece la música de este chico.

No le había escuchado nunca, y me gusta lo que has traído. Sabes que cuando me pasa esto, antes de entrar, salgo pitando a rebuscar en sus discos.
Me gusta su voz, su guitarra y toda su música me encanta, las canciones me parecen pequeñas historias de su vida, en un día cualquiera, como si él las hubiera vivido antes y ahora nos las contara. Historias de un chico triste y solitario, buscador de cariño, y se me ha quedado pegada la sensación de que es un superviviente.

Entre sus canciones me ha parecido escuchar a Roy Orbison, a Bob Dylan, a los Beatles, incluso a Neil Young, y sabes? al menos para mí es una pasada la riqueza con la que plasma lo que nos quiere contar, aplicando el estilo de los que admira según el momento y cómo siente.

Ahora mismo soy incapaz de valorar su último trabajo comparándolo con los demás porque todo lo que he oído me gusta y porque ahora mismo tengo revueltas todas sus canciones. Alguna vez has oído hablar del puré musical? jeje Pos eso...
Le buscaré con más calma.

Le he escuchado decir en una entrevista que él compone y canta esperando que le guste a la gente, que sería fantástico, pero que si no les gusta no le importa.
Si esto lo dice de verdad, podremos disfrutar de más sorpresas.
Y yo que le deseo todo lo mejor.

Aprovecho este rincón para saludarte, Sergio, que me gusta verte por aquí.

Y para ti un beso y mil gracias, gato

MIDAS dijo...

@ Maria

Bueno... La difusión de la música es otra historia sobre la que habría mucho que contar. Me consta que antiguamente las radiofórmulas se curraban mucho sus listas y el hecho de programar a un artista u otro.
Ahora, es muy distinto. Y para que una canción suene en la radio hay que poner pasta sobre la mesa. Imagino que en los canales televisivos de vídeos -que hace siglos que no veo- las cosas funcionarán más o menos igual. De todas formas, creo que la música de Jake Bugg si ha tenido su espacio en la MTV, por lo menos "Two Fingers" su primer gran hit, yo sí recuerdo haberlo visto en la MTV. Aunque, hoy por hoy, lo importante es estar en Youtube y que la gente te encuentre. Ahora mismo creo que ese es el mayor medio de difusión de la música y el más democrático. Youtube es un escaparate con lo bueno, lo regular y lo malo. Un Bufeet libre en el que puedes picotear de todo. Es cierto que los vídeos mainstream más potentes, siempre son más fáciles de encontrar porque aparecen en los índices generales de Youtube enseguida. Los vídeos indies más pequeñitos es algo más complicado encontrarlos tal y como encontramos esos otros videos, hay que buscarlos. Aunque también depende de los canales a los que estés suscrito. Porque si estás suscrito a canales indies, siempre aparecerá un índice con novedades similares a la música que consumes, personalizado para ti. Y volviendo a Jake Bugg, su presencia en Youtube es importante. Así que en el apartado difusión no va a tener ningún problema.

Pero los críticos capullos son otro cantar, estos impresentables que les encanta crear un hype como hacen con todos los debutantes. Para luego cargárselos uno o dos discos más tarde en favor de otros debutantes. Son unos jodidos snobs, unas prostitutas que se largan con el último que llega. Para ellos Bugg cuando comenzó era lo más cool del mundo. ¿Y ahora ha dejado de serlo de pronto? El problema es que quizás su primer disco no fue tan bueno como se dijo -que sí que lo fue. Pero los niveles de exaltación de estos críticos eran abrumadores-, y este tercero tampoco es tan malo como se está diciendo. -Aquí mantenemos que es bastante bueno- La virtud está en el término medio, como casi siempre.

Y si tengo queja de la prensa especializada, no pierdas de vista los blogs musicales. Especialmente esos que se limitan a reproducir lo que leen o escuchan por ahí o a tergiversarlo directamente. Que yo nunca entenderé la gracia que tiene un blog de estos lameculos de la prensa especializada. Porque ya que tenemos la oportunidad de expresarnos ¿Por qué no cuestionarlo todo? Pues no, hay gente que por tener más visitas en sus blogs siguen las mareas de las modas. Y si ahora Jake Bugg no está de moda, pues nos lo cargamos. Me parece patético.

Sobre Bugg, no sé si leíste los dos post anteriores que escribimos por aquí, pero además de esos referentes que citas y son muy acertados, encontramos influencias de Donovan, Oasis y, una vez más, Bob Dylan o Woody Guthrie. A mi me parece de lo mejor que ha surgido en los últimos cinco años. Y, concretamente, este disco es todo un acierto, aunque cometa errores.

Un Beso!!! Y a ver si Sergio te ha leído!!! XD :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...