NUESTROS CÓMPLICES:

miércoles, 13 de octubre de 2021

MATT MALTESE INTEMPORAL.


En Exquisiteces hemos seguido de cerca la carrera de MATT MALTESE desde que debutara con Bad Contestant (2018) y reapareciese al año siguiente con Krystal (2019). Dos años después regresa con su tercer álbum de estudio titulado GOOD MORNING IT`S NOW TOMORROW. Recuerdo que nos sorprendió mucho a todos que editase tan pronto su segundo trabajo, el motivo fue que se trataba de algo casero autoproducido por él mismo al margen de la discográfica con la que grabó su primer disco. Era un disco en el que predominaban las baladas y no poseía la variedad de su álbum debut.


 

Este tercer trabajo podría enlazar perfectamente con todo lo que vimos en Bad Contestant (2018). Porque el estilo de Maltesse no ha cambiado. Sigue siendo ese crooner tan especial que hemos descrito tantas veces en las otras entradas. Realmente, ya sabemos que es difícil esperar grandes cambios de alguien con una personalidad tan acentuada, sobre todo porque el más mínimo cambio podría ir en su contra. En cualquier caso, las canciones de este trabajo son bastante buenas. Nos atreveríamos a decir que mejores que las de Krystal (2019). Lo que sí hemos notado es que Bad Contestant (2018) estaba muy marcado por su contexto socio-político. Recuerdo que a Maltesse se le etiquetó como "cantante del Brexit" y aunque solo han pasado tres años, toda esa historia queda ya un tanto vieja y quizás ese disco sea una víctima de su tiempo y su contexto. Lo bueno que tiene este nuevo trabajo es que posee un carácter intemporal y puede que en unos años no se vea de la misma manera que vemos hoy su álbum debut. Ese podría ser el cambio más sutil que encontramos.


 

Por no hablar de la evolución en el apartado compositivo. Hay canciones realmente brillantes que están a años luz de lo que nos había dado hasta ahora. También tiene una colaboración importante con nuestra querida Bedouine.
En cuanto a la crítica hay unanimidad absoluta con el 80 sobre 100; Mojo, NME, DIY, Record Collector y Clash se han puesto de acuerdo para otorgarle esa misma nota. Y esa debería ser la media. Pero el algoritmo de Metacritic dice que es un 84 sobre 100. Nosotros teníamos muy claro que lo puntuaríamos por encima de sus dos discos anteriores porque nos ha gustado más. Es cierto que el mejor valorado por la crítica de los tres, curiosamente es Krystal (2019) que es el que menos nos gustó y al que menos nota dimos. Y también entendemos que un tercer disco de Matt Maltese no haya conseguido la quinta estrella de las cuatro que le han dado. Porque la novedad ya pasó y su universo está más que creado. Pero en los márgenes que deja ese universo propio, ha crecido lo suficiente como para que nosotros le demos media estrella más que la crítica. Nuestra puntuación es un merecido 90 sobre 100. Y recordamos que no ha trascendido el nombre del productor del álbum. Lo que nos hace pensar que ha sido también autoproducido por él mismo y viendo el resultado, eso siempre es un plus. Porque la producción es perfecta para él. Por cierto, recavando un poco de información técnica del álbum hemos descubierto que ya tiene ficha de Wikipedia. Cuando escribimos sobre él la primera vez no existía. Aún así, sigue siendo una página bastante incompleta.




MEDIA DE LA CRÍTICA: 80/100 (metacritic 84/100)

VALORACIÓN EXQUISITECES: 90/100

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...