NUESTROS CÓMPLICES:

miércoles, 12 de octubre de 2016

LA INCONTINENCIA COMPOSITIVA DE PASSENGER.


Ya hemos contado muchas veces que existe un antes y un después en la carrera musical de PASSENGER tras el éxito inesperado de Let Her Go que se convirtió en un hit planetario contra todo pronóstico y que a la larga también ha resultado ser un caramelo envenenado. Porque muchos no le han perdonado ese éxito y lo prefieren a la sombra, en su mundo indie anterior a Let Her Go.
No vamos a comenzar otro debate sobre la idiotez generalizada de la prensa especializada y el snobismo que predomina entre los seguidores de la música indie, porque ya hemos dejado muy clara nuestra postura en ese asunto. Pero es cierto que tras All The Little Lights (2013) PASSENGER atravesó una etapa de incontinencia compositiva y es lo único que vamos a reprocharle desde estas páginas, porque nos saturó cuando descubrimos que Whispers (2014) tenía una segunda parte: Whispers 2 (2015). Creemos que en vez de haber ofrecido dos volúmenes, hubiera sido más inteligente (y barato) editar un solo álbum con unos quince o dieciséis cortes.




Quizás por eso no nos ha dado tiempo de echarlo de menos y las reacciones ante este YOUNG AS THE MORNING OLD AS THE SEA han sido bastante tibias. Lo mejor que se ha dicho de este disco es que su música es agradable. Porque el palo crítico ha sido casi unánime: "Que si es monótono", "que si se queda en la superficie", "que si algo no está roto no necesita arreglarse"... Nosotros nos preguntamos si hubieran dicho lo mismo si Let Her Go no hubiera sido tal éxito y Passenger siguiera con su modesta carrera anterior. Probablemente no. Pero esos son los riesgos de convertirse en un One-Hit Wonder y engrosar la lista de artistas que son fagocitados por su propio éxito.
Y es que no se puede ser más honesto y humilde que este artista. Porque nunca ha engañado a nadie, ni ha pecado de pretencioso. Las personas que se acerquen a este álbum y les haya gustado el resto de su obra YOUNG AS THE MORNING OLD AS THE SEA les va a entusiasmar de manera idéntica. Uno de los platos fuertes de este trabajo es Beautiful Birds el corte que comparte con Birdy.





En cuanto al público, parece que sí está a favor de PASSENGER y Young As The Morning..., que ha sido Nº1 en UK, Australia, Nueva Zelanda y Suiza y TOP10 en Alemania, Austria, Bélgica, Canadá, Francia, Holanda e Irlanda. En España lo más lejos que ha llegado ha sido un puesto Nº32. Todo un éxito si tenemos en cuenta el mercado tan sumamente enrarecido que tenemos en este país.
Realmente, no tendríamos que estar hablando de un disco cuyos publicistas están haciendo bien su trabajo. Pero lo hacemos para decir que no hagáis demasiado caso a los críticos que se rigen por modas y que hoy te levantan y mañana te hunden gratuitamente. Porque este trabajo no es peor, ni mejor que otros trabajos de PASSENGER con los que los mismos críticos se deshicieron en elogios.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...